"La próxima vez, voy de cuerpo ahí".

RACING: Después de vomitar ante Banfield, Migliore, de gran nivel, bromeó al decir que está dispuesto a todo para que no le saquen la quinta amarilla por hacer tiempo.
Ese arco clamaba por seguridad. Nadie le brindaba la protección que demandaba. Ninguno de los tres arqueros lograba consolidarse y, mucho menos, conquistarlo. José Martínez Gullotta, Gustavo Campagnuolo y Pablo Migliore no convencían y eran cuestionados. Pero la tendencia de la duda la fue despejando el ex Boca. Con continuidad, les sacó ventaja a sus dos compañeros hasta constituirse en el dueño absoluto de los tres palos. Y en más también: hoy es uno de los elementos más importante del equipo y muy importante en la racha de cinco partidos consecutivos sin goles en contra (457 minutos). De esta manera, se acerca a la marca que había logrado Carlos Roa en el 92, con 476 minutos.

Su buen momento, en gran parte, se lo debe a su personalidad. La misma con que -incluso- tapó una pelota clave ante Banfield instantes después de vomitar sobre el final del partido. "Como me sacaron cuatro amarillas porque decían que hacía tiempo y podía recibir la quinta, en vez de tirarme para que se parara el partido, me metí los dedos en la boca y largué todo porque no lo podía controlar más. La próxima vez, voy a ir de cuerpo ahí, je", bromea el arquero que arrancó muy cuestionado entre hinchas que lo castigaban por su amor por Boca, y que en los últimos partidos lo ovacionaron.

-¿Cómo viviste esos momentos dramáticos sobre el final del partido?

-No pensé que iba a ser para tanto. Como había estado con fiebre y angina, me dieron un antibiótico muy fuerte. Los médicos me habían dicho que en el primer tiempo iba a sentirme bien y que en el segundo se me iba a aflojar.

-¿Qué sentiste cuando viste las imágenes tuyas por televisión?

-Eeeehhhh, nada, je. Como ya estaba en casa, me sentía tranquilo porque mi familia, que se había preocupado mucho al ver lo que me pasó, ya sabía que no había sido grave lo mío.

-¿A qué se debe esta racha sin recibir tantos?

-Igual, hay que ajustar algunas cosas atrás porque metemos mucha gente ahí, pero nos llegan mucho. Tenemos que pararnos mejor, aunque, dentro de todo, estamos bastante bien concentrados. Y contentos porque le ganamos a un rival directo y ahora se están juntando más equipos en nuestra pelea. Eso nos favorece mucho.

-¿Se animaron a mirar hacia arriba?

-Una cosa lleva a la otra. Si conseguimos los puntos que necesitamos para salir de la Promoción, sin darnos cuenta vamos a pelear arriba. Lo importante es seguir de esta manera.

-¿Ahora sienten que es difícil que les ganen?

-Creemos que vamos a hacer un buen papel si seguimos tan comprometidos, con nuestro juego y sin dejarnos llevar por lo que digan los demás.

-¿Cambió la mentalidad de este equipo?

-No, siempre será la misma. Nunca vamos a cambiar nuestra forma de pensar. Estamos en una situación difícil y sabemos que necesitamos sacar muchos puntos.

-¿Estás cansado de terminar con sufrimiento cada partido?

-Es normal que a veces terminemos así. Hay que mantener la tranquilidad y tratar de sobrellevar eso.

-¿Cómo imaginás el clásico contra San Lorenzo?

-Va a ser muy difícil. A pesar del resultado negativo que tuvieron el fin de semana, San Lorenzo tendrá nuevo técnico y sus jugadores empezarán de cero. Eso, seguramente, les renovará la motivación.

¿Te vas o no? El préstamo de Migliore vence el 30 de junio, pero Racing podría hacer uso de la opción de compra que fijó Boca, valuada en una opción de 1.000.000 de dólares. Sobre este tema, Pablo prefirió no explayarse y apenas se limitó a decir que "Yo sólo pienso en el presente", De todos modos, dado el cariño que se ganó de los hinchas, no vería con malos ojos continuar en este club donde se ganó el puesto.

Comentá la nota