La próxima boleta de la luz llegará con un aumento del 30%

La suba comenzó a regir en enero y la sentirán los usuarios en las boletas que lleguen en marzo. El ENRE promete controlar los ajustes en la facturación.
Ya comenzó a regir desde el primero de enero. Así que la próxima boleta del servicio de energía eléctrica llegará para todos los usuarios residenciales con un incremento del 30%, que es la suba que el ENRE autorizó a la distribuidora EDECAT para atender sus mayores costos operativos.

El aumento representa menos de la mitad del que había solicitado EDECAT en audiencia pública y que en el caso de los usuarios residenciales alcanzaba el 70%.

Como muestra, para un usuario que consume 400 kw por bimestre y cuya boleta rondaba los 50 pesos, el aumento representará -según precisaron fuentes del ENRE- entre 15 y 16 pesos.

La resolución del ENRE que reconoce el incremento de los costos de distribución de la empresa es de los últimos días de diciembre y autoriza los mayores costos no sólo para usuarios residenciales, sino también para comerciales, los denominados de demanda media y los usuarios industriales.

En todos los casos, los incrementos autorizados son sensiblemente menores a los que reclamó la empresa en la audiencia pública que se concretó el 25 de noviembre pasado.

Según los datos oficiales, el aumento de costos reconocido por el ENRE seguirá los siguientes porcentajes:

Usuarios residenciales: incremento del 30%, aunque EDECAT reclamaba que fuera del 70%.

Usuarios comerciales: suba del 20%, pese a la pretensión de la distribuidora de que fuera del 90%.

Usuarios de mediana demanda, como emprendimientos olivícolas y supermercados: se autorizó un aumento del 20%. El pedido de EDECAT para este universo de usuarios era del 140%.

Grandes usuarios: Las industrias recibirán un impacto del 5%, bastante lejos del 22% reclamado por la energética.

Desde el ENRE informaron que durante enero y febrero reforzarán los controles de la calidad del servicio y también en la facturación, para que la empresa realice los ajustes en función de los aumentos autorizados.

Subsidios pendientes

La resolución del ENRE remarca además la necesidad de ampliar el universo de beneficiarios de subsidios energéticos, haciendo uso de los recursos federales que recibe la Provincia en concepto de Fondo Compensador de Tarifas (FCT).

Teniendo en cuenta que el presupuesto 2010 prevé el envío de 17,5 millones de pesos del FCT para Catamarca, el ENRE pide que se aplique el subsidio a un mayor número de usuarios. Ese punto quedó pendiente de resolución porque, en realidad, quien debe decidir si amplía el universo de beneficiarios es el Ejecutivo provincial.

Comentá la nota