A las provincias les toca $ 910 millones de lo que consiguió la AFIP por moratoria

Las comprometidas cuentas provinciales tendrían un pequeño alivio en lo que queda del año por la repatriación de capitales y el perdón impositivo
En tiempos de vacas flacas y con el fantasma de las cuasimonedas sobrevolando, las provincias también celebraron los resultados del gran perdón fiscal que dispuso la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y que les permitirá percibir unos $ 910 millones extra de coparticipación.

El cálculo, que efectuó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), surge de deducir la masa coparticipable del total de los ingresos anunciados por el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, en concepto de los planes de regularización que vencieron el último día de agosto.

Según lo informado por la AFIP, ingresaron al blanqueo de capitales $ 18.113 millones y otros $ 14.719 millones por la moratoria impositiva.

La moratoria, por la cual el fisco comenzará a percibir esa cifra en cuotas, debería originar ingresos al fisco por $ 1.300 millones este año. De ellos, alrededor de $ 1.100 corresponden a impuestos coparticipables, como Ganancias. De ese monto, según estimaciones de Iaraf, unos 420 millones de pesos deberían ir a parar a las provincias, distribuidos según lo dispuesto por la Ley de Coparticipación.

En cuanto al blanqueo o exteriorización de capitales, teniendo en cuenta que la mayoría de los más de $ 18.000 millones declarados correspondió a inversiones, bienes y depósitos locales y recibirán una alícuota del 6%, la recaudación nacional se incrementaría de $ 1.000 millones este año.

Ese dinero debería repartirse también de acuerdo a la Ley de Coparticipación, ya que así lo estableció el artículo 38 de la Ley 26.476 de regularización impositiva, enviada al Congreso en diciembre último luego de anunciado el blanqueo. Así, las provincias debería recibir por este concepto otros $ 490 millones, según el informe.

Así, las provincias deberían recibir unos $ 910 millones extra este año. Si bien perciben, en promedio, unos $ 6.100 millones por mes en concepto de coparticipación, el dinero no es nada despreciable si se tienen en cuenta los problemas financieros que atraviesan la mayoría de los distritos.

Buenos Aires, por caso, debería recibir unos $ 193 millones, una cifra similar a la que percibió a fines de agosto, sobre la hora, por el Programa de Asistencia Financiera (PAF) y que la provincia destina íntegramente al pago de sueldos de la administración pública.

En Córdoba, Juan Schiaretti que tiene reclamos por $ 1.200 millones a la Nación pendientes de resolución en la Corte Suprema de Justicia, recibiría otros 78 millones de pesos, monto también similar a lo que debe percibir mes a mes por el PAF, el programa de refinanciación de deudas firmado entre la Nación y algunas provincias.

Y Santa Fe, que intenta llegar a fin de año con un déficit inferior a los 1.000 millones de pesos, percibiría otros $ 78,5 millones. Chaco, Entre Ríos y Tucumán, en tanto, deberían recibir más de 40 millones de pesos cada una y la ciudad de Buenos Aires, $ 21, 7 millones.

El perdón fiscal de la AFIP significa también la ampliación de la base impositiva a futuro, lo que seguramente influirá positivamente sobre la recaudación de impuestos, principalmente bienes personales (por la incidencia que tienen la compra de propiedades). También puede haber –estimó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal– algún impacto marginal en la recaudación propia provincial, por el lado del impuesto inmobiliario.

Comentá la nota