En 11 provincias hay riesgos de paros

En 11 provincias hay riesgos de paros
Los gremios docentes rechazaron una oferta del gobierno bonaerense, que propuso otorgar un aumento de 40 pesos
Pese a que el gobierno nacional acordó un aumento del 15,5% para el salario mínimo de los maestros, se complicaron las negociaciones en 11 provincias para extender esa mejora a todos los docentes, con lo que está en riesgo el comienzo de clases en esas jurisdicciones, cuando faltan cuatro días para el inicio del ciclo lectivo.

El Frente Gremial Docente de la provincia de Buenos Aires, donde estudian 4,5 millones de alumnos y hay 18.000 escuelas, resolverá entre hoy y mañana la convocatoria a un paro, al rechazar ayer la oferta del gobierno de Daniel Scioli, que ofreció un aumento de $ 40.

La situación más crítica se registra en Río Negro, donde los maestros cortaron en forma intermitente la ruta nacional 22, a la altura de la localidad de Chinchinales. Los docentes rionegrinos ya están en paro. Deberían haber empezado las clases el lunes último, pero están en conflicto por una mejora del salario básico, que hoy es el más bajo del país ($ 440), entre otras demandas.

Las otras nueve provincias con alto riesgo de no comenzar las clases son Misiones, Formosa, Entre Ríos, Jujuy, Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Neuquén y Catamarca.

El conflicto bonaerense

Los cinco gremios docentes bonaerenses se reunirán con sus bases, hoy y mañana, para preparar medidas de fuerza y esperar una nueva propuesta del gobierno bonaerense.

"Nuestra propuesta es una oferta racional. Es lo único que podemos dar en este momento de crisis mundial. Un aumento similar al de ahora otorgó el gobierno nacional; nosotros lo dimos en septiembre pasado, por eso desde entonces el sueldo inicial de un maestro bonaerense es de $ 1450", dijo a LA NACION un vocero de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense.

Los gremios docentes bonaerenses exigen un incremento de $ 200 (un 15%), similar al que otorgó el gobierno nacional. Pero la provincia presentó una propuesta de $ 1490, para mejorar el salario mínimo en la provincia, que desde el año último asciende a $ 1450.

"El comienzo del ciclo lectivo está complicado. Vamos a determinar si hacemos un paro u otra medida de fuerza. De todas maneras, el lunes no habrá clases", anticipó a LA NACION la presidenta de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), Mirta Petrocini.

"Es inaceptable e inadmisible la propuesta de un aumento de $ 40, muy por debajo de la pauta nacional, que mejoró el piso salarial en $ 200", dijo Roberto Baradel, secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba).

Sin paritarias

La secretaria general de la Ctera, Stella Maldonado, dijo a LA NACION que las situaciones más graves se registran en Misiones, Formosa, Entre Ríos y Jujuy, donde los gobiernos ni siquiera convocaron a las negociaciones paritarias.

"Es toda una definición política de los gobernadores", señaló la dirigente gremial. Y advirtió que "muchos gobiernos provinciales no están decididos a tomar como referencia el aumento del 15,5% acordado con el gobierno nacional".

Citó los casos de Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut y Neuquén donde hubo negociaciones pero no ofertas. "Es una actitud provocativa", afirmó Maldonado. En tanto, el conflicto en Catamarca se remonta al año último y aún se mantiene.

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires ofreció a los 17 gremios docentes un incremento de $ 55, en concepto de suma fija bonificable y remunerativa, que fue rechazado. La reunión pasó a un cuarto intermedio y se reanudará hoy, a las 12.

"Pedimos un 15,5% de aumento o un monto similar a los $ 200 que dio el gobierno nacional. En cualquier caso, la mejora tiene que ser sobre el salario básico", dijo el secretario general de la Unión Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López.

El dirigente advirtió que "hay un contraste simbólico, pero muy significativo, entre el argumento de que faltan recursos para la educación y el reciente premio de $ 2,6 millones que el gobierno de Mauricio Macri otorgó a sus funcionarios".

Comentá la nota