Provincias recibirían menor porcentaje de coparticipación

Lo dice un informe privado en base al proyecto de ley del presupuesto nacional. Santa Cruz, al igual que otras 13 provincias, posee déficit y la realidad no ayuda. Por lo pronto, se realizan reuniones con privados para ganar "previsibilidad".
Un informe de la consultora Economía y Regiones dio a conocer ayer que las transferencias del Estado Nacional a las provincias contempladas en el proyecto de Presupuesto se ubicarían entre 82 mil y 83 mil millones de pesos, en un nivel inferior al piso de garantía del 34 por ciento de los recursos totales establecidos en la Ley de Coparticipación Federal.

De esta manera, las provincias no sólo deberán achicar fuertemente sus gastos –alrededor de 14 distritos provinciales poseen déficit presupuestarios entre ellas Santa Cruz- respecto del 2008, sino que también deberán ser más eficientes en su recaudación, ya que los recursos nacionales parecen retroceder año a año (Ver más en edición Extra de TiempoSur).

Por el momento -sobre el final del año- nuestra provincia viene atravesando, no sin sobresaltos, las dificultades financieras que ya se anunciaban a principios de 2009, cuando el Presupuesto arrojó la preocupante cifra de 1.800 millones de pesos de déficit.

Previsibilidad

La provincia comenzó a partir del arribo de Diego Robles a la cartera económica, a concretar diferentes reuniones para achicar el gasto, recaudar más (ya se baraja la posibilidad de elevar algunos cánones) y a garantizar el desarrollo de algunas actividades, como la construcción, de cara al 2010.

La semana pasada, el propio Robles acompañado por el presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Viviendas (IDUV), Andrés de Santis, mantuvo un encuentro con empresarios de la construcción, relacionados con la obra pública de la provincia.

En la misma "se avanzó en el establecimiento de un cronograma de pagos de la deuda que tiene el Estado a través del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda, para darles previsibilidad y certeza para que se puedan seguir desenvolviendo cotidianamente y no poner en peligro el mantenimiento de las fuentes de trabajo", aseguró por entonces el Contador.

En este sentido, Robles indicó que "más allá de las limitaciones financieras que está atravesando la provincia en este momento, las cuales fueron comprendidas por todos los participantes de la reunión, lo que se está avanzando es en un esquema que pueda lograr el mantenimiento de las fuentes laborales sin alterar la paz social, dándole a las empresas una certeza de que el Estado va a cumplir con los compromisos que tiene asumido en base a la disponibilidad real de sus recursos".

Lo que dice la ley

Cabe destacar que la Ley 23.548 de Coparticipación Federal de Impuestos, sancionada en enero de 1988, establecía para las provincias el 56,66 por ciento de la distribución primaria, al que hay que añadir el uno por ciento adicional por Aportes del Tesoro Nacional.

Previendo futuras modificaciones, la misma Ley estableció en su artículo 7, que "el monto a distribuir a las provincias no podrá ser inferior al 34 por ciento de la recaudación de los recursos nacionales de la Administración Central, tengan o no el carácter distribuible por esta Ley".

Comentá la nota