Las provincias piden suspender pagos de la deuda hasta que avance el nuevo canje

Reclaman que Nación deje de retenerles coparticipación para pagar los intereses y capital de los títulos. En Economía ya analizan borradores; podría haber quita
Luego del dictamen favorable que tuvo en la comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados el proyecto para flexibilizar por dos años la Ley de Responsabilidad Fiscal, y mientras esperan que desde el Gobierno definan cómo resolver la situación de las deudas provinciales, cuya refinanciación habilita el proyecto de Presupuesto 2010, las jurisdicciones le reclamarán a la Nación que suspenda las retenciones que les hace de la coparticipación para pagar los servicios de la deuda.

De esa manera, las provincias podrían utilizar esos fondos, por ejemplo, para pagar salarios, que en muchos lugares ya se están abonando con demoras.

"Hoy el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, en el que tenemos colocada nuestra deuda, a su vez está fondeado con otros títulos, por lo que habría que provocar un canje o que el Tesoro aporte los fondos para pagar las amortizaciones de esos bonos", señalaron fuentes provinciales.

El stock de deuda de las 24 jurisdicciones, al cierre de 2009, ascendería a $ 99.000 millones, de los cuales el 70% está concertado con el gobierno nacional, según un informe de Economía & Regiones. De los casi $ 70.000 millones que las provincias le deben a la Nación, unos $ 40.000 millones corresponden a los Bogar 2018 –canje de deuda financiera– y los Boden –2011 y 2013–, que recibió el Banco Central como contraparte de los pesos emitidos para rescatar las cuasimonedas. El resto se refiere a los programas de asistencia financiera que la Nación viene firmando año tras año con las provincias más necesitadas.

En el Ministerio de Economía están evaluando diferentes alternativas para darle solución a la situación fiscal que atraviesan los gobiernos provinciales, y que llevó al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, a amenazar con subir impuestos, si la Nación no apura la refinanciación de sus pasivos. Incluso, el gobernador se reunió el viernes con el ministro de Economía, Amado Boudou, en vistas de apurar este tema.

La mayoría de las jurisdicciones está muy complicada financieramente, pero casi la totalidad del déficit del consolidado provincial se explica a través de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires. El rojo estimado para este año ronda los $ 10.000 millones y el año próximo será mucho más acentuado, de no haber solución.

Fuentes oficiales precisaron que el equipo de la subsecretaría de Relación con las Provincias del Palacio de Hacienda mantuvo reuniones en los últimos días para analizar diversas opciones de refinanciación. De acuerdo con el artículo 74 del proyecto de Presupuesto, la propuesta podría incluir quitas, alargamiento de plazos y hasta condonación de los pasivos, pero aún no está definido el camino que adoptará el Gobierno. Mientras no quede definido el nuevo canje, las provincias piden suspender los pagos de la deuda. Porque, por otra parte, la Nación está demorando los giros que mensualmente les realizas en concepto de los Programas de Asistencia Financiera (PAF) que firmó con varias jurisdicciones y que tienen como objetivo cubrir los vencimientos de capital. "No nos enviaron las transferencias del PAF de septiembre y tampoco las de octubre, por lo que tuvimos que posponer una semana el cronograma de pagos salariales", aseguró a El Cronista el ministro de Economía de Río Negro, Pablo Verani.

Comentá la nota