Dos provincias le piden a Cristina que suspenda las retenciones

Dos provincias le piden a Cristina que suspenda las retenciones
Son Córdoba y Santa Fe, con fuerte peso electoral. Por la sequía, el gobernador Schiaretti sugirió en privado una postergación por 90 días del tributo que se aplica a las exportaciones del campo. Binner reclamó suspender por 180 días.
Dos gobernadores, el cordobés Juan Schiaretti y el santafecino Hermes Binner le pidieron a Cristina y a Néstor Kirchner que suspendan las retenciones a raíz de las dramáticas consecuencias de la sequía. Ambos están al frente de provincias de fuerte peso electoral. Binner lo hizo públicamente y solicitó que se dejara de lado ese impuesto por 180 días. Schiaretti lo hizo en privado al pedir una postergación por tres meses y en público solicitó un gesto hacia el campo: retocar las retenciones, rebajarlas entre 5% y 10%. "El contexto internacional no es el mismo que cuando funcionaba la burbuja exportadora. Hoy el campo vive otra realidad, entonces debemos amoldarnos a esa realidad. Le hemos dicho a la Presidenta que una rebaja en las retenciones en la soja y el complejo manicero serviría para volver a poner en movimiento la rueda productiva", le explicó a Clarín el ministro de Agricultura de Córdoba, Carlos Gutiérrez.

Sin embargo, una altísima fuente del Gobierno de Córdoba detalló: "Nosotros queremos que durante 90 o 120 días se suspendan las retenciones, así los gringos del campo ven una señal fuerte de parte de Cristina. Pero pedirle ésto de esta manera a la Presidenta o a Kirchner, como lo hace Binner, significa una rendición frente al campo. Binner especula porque es de otro signo político, pero nosotros somos peronistas".

En un año electoral, la medida de rebajar las retenciones entre un 5% y un 10% sería una salida justa, para un equilibrista como Schiaretti. El gobernador de Córdoba sabe que la masa de sus votantes está en el campo. En los encuentros mantenidos por los funcionarios cordobeses con los ministros y secretarios K, el reclamo es el mismo: "Si hubo rebajas impositivas de hasta el 50% en el sector frutihortícola porque eran economías regionales, los productores de Córdoba de soja y maní quieren el mismo trato, porque se trata de economías regionales".

Pero además, los cordobeses están convencidos que "el campo necesita de un gran gesto político, porque hoy el Gobierno nacional está destinando partidas fabulosas con subsidios, con líneas de crédito a tasa casi nula, con ayudas por la sequía; pero que no significan nada políticamente".

Ayer Schiaretti inauguró las sesiones ordinarias de la legislatura y aprovechó para reclamar una nueva Ley de Coparticipación Federal: "El sistema de distribución de recursos no tolera más pactos" dijo en una parte de su discurso, y agregó: "Córdoba reclama, plantea, trabajará por una nueva ley porque es justo".

Binner, en cambio, reclamó públicamente a Cristina Kirchner que suspenda por seis meses el cobro de retenciones que rigen sobre las exportaciones de cereales, oleaginosas, leche y carne. También solicita que se garantice que el litro de leche se pague un peso al productor y se permita a los frigoríficos exportar la carne que está en sus cámaras. El gobernador socialista, al declarar la emergencia por la sequía en su provincia dejará de recibir $ 180 millones.

La emergencia significa prorrogar por un año el pago de impuesto a las ganancias, a bienes personales y anticipos a nivel nacional y otros impuestos que cobra directamente la provincia.

Binner junto con Schiaretti, viajan hoy a México con las empresas de la industria de maquinaria agrícola, que sufren por la caída de ventas. Allí se encontrarán con el secretario de Agricultura Carlos Cheppi e insistirán con la postergación de las retenciones. Como se trata de un impuesto que la nación no coparticipa con las provincias, los gobernadores no resignan ningún recurso fiscal si se pospone y al contrario ganan simpatía del lado del campo. Según sus voceros, "no aflojarán con el reclamo".

Comentá la nota