"Las provincias del NEA nunca pudieron acceder al gas natural".

Lo dijo Cristina Kirchner durante una conferencia de prensa con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Sin embargo, las obras necesarias para achicar las asimetrías siguen sin ejecutarse o están paradas.
La presidenta Cristina Fernández volvió a reconocer el viernes que el NEA carece de infraestructura básica para el desarrollo, pero no realizó anuncios especiales para las cuatro provincias más empobrecidas del país.

Durante la conferencia de prensa que realizó con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, Fernández señaló que la única región que no tiene redes de gas natural es el NEA.

Ésta no es la primera vez que la Presidenta reconoce la necesidad de una reparación histórica. En Entre Ríos, primero; luego en Resistencia, meses después con el presidente de Bolivia, Evo Morales, y ahora con Chávez.

Hasta ahora, la única provincia que contó con los fondos para incrementar sus redes de gas fue Entre Ríos. Por su parte, Chaco firmó el acta de reparación histórica, pero las obras más importantes siguen esperando.

La Presidenta explicó que este atraso se debió a la hipótesis de conflicto con Brasil, una visión que tuvo la clase dirigente y los militares hasta el regreso de la democracia en 1983.

"Las redes de gas no están en toda la Argentina, acá, por ejemplo, las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa nunca pudieron acceder a las redes de gas", indicó la jefa del Estado.

"Siempre hubo una hipótesis de conflicto entre la República Argentina y el Brasil. Pensaban los estrategas militares argentinos que de producirse una invasión, sería desde el Brasil. Ésta fue la razón por la cual estas provincias carecen de infraestructura básica en materia de gas y de rutas porque precisamente se pensaba que eso podía ser un lugar para invadir a la Argentina", explicó.

Nuevo impulso

Por su parte, el presidente de Venezuela dio un nuevo impulso a otra obra energética, el gasoducto del sur, que, de concretarse, beneficiará fuertemente a la región.

Lo hizo cuando anunció el descubrimiento de un nuevo yacimiento de gas, que, por su cantidad de reservas comprobadas, podría ser uno de los abastecedores del combustible.

"La ocasión hubiera sido importante para anunciar más inversión destinada a las obras que la Presidenta reconoce que son necesarias para que la región pueda salir del atraso", destacó ayer un destacado analista en temas energéticos de la región.

En tanto, desde el Foro por el Gas, Luis Acosta Mur señaló que hoy la única forma en que se concretará la reparación histórica es que todas las provincias de la región se junten para elaborar un proyecto conjunto.

En la actualidad hay dos proyectos para abastecer de gas natural a Corrientes, el más inmediato es el del sur correntino, que se unirá con las redes que vienen de Entre Ríos.

En tanto, la Nación sigue con la idea de construir un ducto troncal para traer el gas desde Bolivia.

El troncal pasará por la región, pero hay dudas con los subtroncales, que serán los encargados de repartir el combustible a las 4 provincias.

Esta última obra avanzaría este año pero aún falta la licitación. La empresa estatal de energía Enarsa reformuló el proyecto, que pasó a manos de la presidenta de la Nación.

Se espera que en los próximos meses, Cristina Kirchner autorice la construcción, medida que permitirá avanzar con las licitaciones.

Mientras tanto, en la región el único combustible subsidiado es el gas en garrafa, un reclamo que tardó varios años en hacerse realidad.

Otros proyectos

Algunas provincias pretenden concretar otro proyecto para poder contar con el gas natural en los próximos años, que, por sus características, sería mucho más viable.

La idea es trazar un nuevo ducto que arranque en los yacimientos de Salta, pase a la región por Formosa y desde esa provincia se distribuya a Chaco, Misiones y Corrientes.

Comentá la nota