8 provincias, entre ellas Tucumán, vuelven a clases el lunes

Los chicos tucumanos serán los únicos del NOA que volverán a las aulas el 27 de julio. Salta, Jujuy, Catamarca y Santiago del Estero resolvieron reiniciar el ciclo escolar recién el 3 de agosto.

Tucumán es una de las ocho provincias argentinas y el único distrito del Norte Argentino que volverá a clases el próximo lunes, a pesar del avance de la gripe A.

Salta y Catamarca habían confirmado el jueves su decisión de reiniciar el ciclo lectivo recién el 3 de agosto, junto a la gran mayoría de las provincias argentinas.

En tanto, Santiago del Estero y Jujuy, que el jueves habían anunciado que volverían a las aulas el lunes 27, dieron marcha atrás y ayer comunicaron que extenderán por otros siete días el receso de invierno tras evaluar la situación epidemiológica en esos distritos por la influenza A.

Además de Tucumán, las otras provincias que decidieron retomar las clases el próximo lunes son Chaco, Formosa, Corrientes, Misiones, Entre Ríos y Tierra del Fuego.

Mientras que Córdoba decidió voler el miércoles 29, el resto del país lo hará recién el 3 de agosto.

El reinicio del ciclo lectivo se producirá en nuestra provincia en medio de un clima enrarecido por las críticas de los gremios del sector educativo, que sostienen que aún no están dadas las condiciones sanitarias para retornar a las aulas, por considerar que un hay alto riesgo de contagio.

En tanto, el Gobierno diseñó un Plan Escolar para la Contingencia Epidemiológica, que, entre otras medidas, prevé la formación de "grupos escolares centinela", integrados por docentes y padres, que deberán encargarse de controlar la salud de los alumnos y detectar posibles casos de gripe. El programa también establece que los niños deberán llevar toalla y jabón a la escuela; y que se utilizarán los baños por turno, al igual que los patios, donde no deberán permanecer más de 100 alumnos juntos, tanto en los recreos como durante el acto de izamiento de la bandera, para evitar aglomeraciones.

Malestar sindical

El Frente Gremial Docente, que integran ATEP, APEM (medios) y AMET (técnicos), reiteró ayer su rechazo a la medida. Tras participar de una asamblea en la sede de la primera de esas entidades, los referentes del sector expresaron su "disconformidad" ante lo que consideraron "una decisión unilateral e inconsulta del Gobierno"

Según consideraron los dirigentes, "la realidad educativa de nuestra provincia es que se dicta clase en aulas con 40 alumnos por curso, que algunas escuelas no tienen agua, que existen problemas de calefacción, muchos establecimientos no han sido desinfectados, faltan conserjes y no funcionarán muchos comedores escolares. Ante esta situación, el plan de retorno a las escuelas parece idealista y poco efectivo para proteger a alumnos y docentes del virus de la gripe A que ya causó 25 muertes en Tucumán", advirtieron.

Según consideró en diálogo con EL SIGLO el secretario adjunto de ATEP, David Toledo, "no se realizaron las tareas necesarias para prevenir contagios en las escuelas. Además, los docentes no fueron adecuadamente capacitados e informados sobre las acciones del plan desarrollado por el Gobierno, que obliga a los educadores a desempeñar tareas propias de agentes sanitarios y trabajadores sociales", agregó.

El Gobierno pide solidaridad

Por su parte, la ministra de Educación, Silvia Rojkés de Temkin, reiteró a este diario que "están dadas todas las condiciones sanitarias para empezar las clases el lunes y así lo confirmaron los mejores especialistas y sanitaristas que tiene la provincia y que vienen evaluando día a día la situación".

Además, apuntó que "una semana más o una semana menos de vacaciones no modifica en nada la situación, porque el virus está con nosotros y tendremos que acostumbrarnos a convivir con él, en verano y en invierno, por lo que no sirve de nada seguir dilatando el regreso a las aulas".

Consultada sobre las críticas sindicales a la decisión de reiniciar el lunes las clases, la funcionaria llamó "a la solidaridad de los docentes, para que acompañen el plan dispuesto por el Gobierno para evitar contagios. No es nada de otro mundo lo que le estamos pidiendo a los maestros, sino simplemente que profundicemos el control, que veamos si hay un chico con síntomas, que le pregunten cómo se siente y si lo ven decaído lo manden a la casa", insistió.

Del mismo modo, la titular de la cartera educativa instó a los padres "que sean solidarios y no manden a sus chicos a la escuela si ven que están enfermos. Tenemos que cuidarnos entre todos y volver de a poco a la normalidad", concluyó.

Comentá la nota