Provincias acordaron un plan de acción por la crisis hídrica

Se analizó la emergencia hídrica que afectó a las provincias y el cumplimiento de los acuerdos.
Añatuya, General Taboada (C) Funcionarios del área hídrica de Santiago del Estero, Salta y Santa Fe, que conforman la Cuenca Juramento-Salado, se reunieron ayer en la "Capital de la Tradición" para analizar los efectos de la crisis hídrica que experimentaron las provincias en el último tiempo y qué líneas de acción seguir si continúa la emergencia. Además, abordaron la institucionalización del organismo interprovincial.

Los técnicos elaboraron un plan de acción ante la posibilidad de que la emergencia hídrica se extienda. Esto, a pesar de que las últimas lluvias registradas en gran parte del territorio nacional han permitido atemperar la situación de crisis. Las provincias acordaron la medición de caudales en puntos estratégicos que permitan controlar adecuadamente la distribución y disponibilidad del agua, y continuar con las campañas de monitoreo que se venían realizando.

El encuentro estuvo encabezado por el secretario del Agua de Santiago, Abel Tévez; Pablo Storani, director de Protección Hídrica del Ministerio de Servicios Públicos y Medio Ambiente de Santa Fe; Miguel Deam, secretario de Recursos Hídricos de Salta; y el coordinador nacional de la cuenca, Miguel Moyano, entre otros. Tucumán y Catamarca no asistieron, pero los funcionarios presentes destacaron el apoyo a las decisiones adoptadas y que formaron parte del acta de la reunión.

Manejo

Parte del temario también viró sobre la forma en que cada estado manejó la emergencia hídrica y los aportes que en su disponibilidad de recursos realizaron las partes integrantes. "Tanto Salta como Santiago del Estero expresamos la buena voluntad para atender el reclamo de Santa Fe", expresó Abel Tévez.

Rescató que la provincia aportó agua para Santa Fe desde el río Dulce a través del Jume Esquina. "También –prosiguió- he dejado en claro que tenemos nuestra propia crisis en la cuenca Salí-Dulce, porque el embalse está con un volumen escaso con poco aporte de la cuenca. De tal manera, esto pondría eventualmente en riesgo el trasvase de agua desde el Dulce hacia el Salado".

Respecto de la institucionalización del órgano hídrico, restan trámites administrativos por parte de Salta y Catamarca. Luego, el Gobierno nacional convocará a los gobernadores para dejar formalmente constituido el comité de cuenca.

Comentá la nota