La Provincia toma el control de la RAC

Caminos de las Sierras levanta todos los juicios y será indemnizada con U$S 76 millones / En 9 meses, nuevo concesionario vial.
El Gobierno provincial y Caminos de las Sierras acordaron el final de la concesión de la Red de Accesos a Córdoba (RAC), después de un proceso de renegociación que demandó más de ocho años y supuso la total paralización de las nuevas obras que debía hacer la empresa. En 10 días, el Estado tomará el control de la red y en un plazo máximo de nueve meses volverá a licitarla para la explotación privada.

Según lo informado por el ministro de Obras y Servicios Públicos, Hugo Testa, el acuerdo firmado el miércoles supone el desistimiento definitivo por parte de Caminos de las Sierras del juicio por 250 millones de dólares ante el Ciadi –tribunal internacional dependiente del Banco Mundial– y de todas las demandas existentes en la Justicia argentina por incumplimiento del contrato de concesión.

Por su parte, la Provincia le garantiza a la empresa una indemnización de 76 millones de dólares. Esa suma se pagará en 90 meses –con una tasa anual del nueve por ciento en dólares y garantía de coparticipación– a través de un fideicomiso que absorberá el 33 por ciento de lo que recauden las actuales casillas de peaje durante los próximos ocho años.

Con esa cifra, la Provincia también se saca de encima el reclamo de Impregilo (la socia mayoritaria) por inversiones en el orden de los 40 millones de euros.

Testa recalcó que se trata de un acuerdo muy beneficioso para la Provincia, puesto que la deuda exigible en el corto plazo por parte de Caminos de las Sierras superaba los 120 millones de dólares y el juicio ante el Ciadi amenazaba con cerrar todas las puertas del financiamiento internacional. El reclamo se originó debido a que en el momento mismo de iniciar el cobro del peaje –en 1999, luego de completado el plan inicial de obras–, el ex gobernador José Manuel de la Sota resolvió reducir unilateralmente el valor de la tarifa que había sido fijada en el contrato de concesión. En la década que transcurrió desde entonces las partes nunca habían logrado ponerse de acuerdo.

Esta vez, el convenio surgió de un acuerdo trabajoso, que al final fue facilitado por la decisión de la italiana Impregilo de cerrar de una vez el capítulo de la RAC, que representa un negocio menor en su esquema empresario.

El convenio ratifica la continuidad laboral de los empleados de Caminos de las Sierras, y además supone la permanencia de la empresa en una administración conjunta con la Provincia hasta el 25 de junio próximo. Testa aclaró que esa medida se adoptó para facilitar la transición. En ese plazo, además, el gobierno de Juan Schiaretti elaborará un nuevo pliego –con muchas menos obras a manos del concesionario– y efectuará el llamado a licitación internacional con un plazo de 15 años.

El objetivo es que en setiembre próximo la RAC esté nuevamente en manos de un concesionario privado. Esa nueva empresa se quedará con el 67 por ciento de la recaudación de las casillas de peaje, puesto que el resto de los ingresos se usará para pagarle a Caminos de las Sierras.

Plan de obras. Según Testa, toda esta transición irá acompañada por un plan de obras de más de 160 millones de pesos. Se trata de todas inversiones que incumplió Caminos de las Sierras: las autovías a Río Ceballos y a Alta Gracia, la iluminación de la Circunvalación y la segunda mano de la autovía a Juárez Celman. Además, la Provincia anunció que sumará un carril por mano a la avenida La Voz del Interior, entre la Circunvalación y el aeropuerto.

Según el funcionario, esas obras se iniciarán con financiamiento de la Nación y la Provincia –tal como hoy se ejecutan dos nuevos accesos y un tramo de la Circunvalación– y se completarán con inversiones del futuro concesionario de la RAC. El objetivo es que estén listas en un plazo máximo de 30 meses.

"En dos años y medio, habrá mejoras muy importantes. Habrá nuevas obras y se notará una mejora general de toda la red. Lo que está claro es que esta vez deberá lograrse una ecuación más razonable entre las inversiones que se exijan y los ingresos que se proporcionen al nuevo concesionario", indicó.

U$S 76 millones

Es lo que la Provincia reconoce como deuda con Caminos de las Sierras. Se pagará en 90 cuotas mensuales, con garantía de coparticipación y una tasa del 9 por ciento anual en dólares, a través de un fideicomiso que absorberá el 33 por ciento de lo que recauden las casillas de peaje. La nueva concesionaria se quedará con el 67 por ciento restante.

El peaje, a definir

La Provincia ya había anunciado que, en junio, el peaje de la RAC volvería a aumentar a tres y cinco pesos. Ayer, Testa no ratificó este anuncio, pero tampoco lo descartó. Señaló que sería un precio aceptable y que el futuro contrato va a prever un nuevo sistema de actualización tarifaria.

Comentá la nota