En la Provincia, todos con la proa hacia 2011

Tanto en el revuelto justicialismo como en el Frente gobernante, hay muchos movimientos, rumores y sinfin de posibilidades.
Por Darío Schueri. - Hay sonar de tambores en la política santafesina; el peronismo y el FPCyS se pertrechan para duras batallas intestinas en pos de erigir un candidato que derrote a la otra facción en las gubernamentales del 2011.

En el peronismo, la última y escandalosa asamblea legislativa que derivó en afiladas acusaciones e insultos entre "reutemistas" y "rossistas", sumado al silencio sepulcral de Carlos Reutemann, oxigenó a Juan Carlos "Chueco" Mazzón que desde Capital Federal -como siempre- comenzó a tejer operaciones.

En su oficina del primer piso de La Rosada, el inefable Mazzón hace lo que mejor le sale: operar. Para tal fin habría convencido al diputado cegetista Alberto Cejas para que rompa lanzas con el "rossismo" y forme un bloque unipersonal, a fin de comenzar a jugar en un esquema mucho más amplio que contendría al mismísimo Alberto Maguid.

Dentro de ese mega proyecto, Mazzón se habría comprometido a resucitar la Liga de Intendentes que en el 2005 le arrojó tan buenos dividendos políticos, como plataforma logística para el Experimento Filadelfia:

Omar Perotti y Rafael Bielsa, quienes dentro de la construcción metafísica del Chueco caminarían la Provincia en tren de posicionamiento (mientras Néstor Kirchner hace lo propio en la Nación) durante todo el 2010, para luego someterse a una puntillosa encuesta que definiría la grilla de candidatos a Gobernador y Vice entre ellos.

Obviamente, el diagrama no cierra si no se empieza por recuperar al menos la ciudad de Santa Fe capital; para ello es necesario que el díscolo Oscar "Cachi" Martínez, deje de lado su libertario "100% Santafesino" y comience a jugar dentro del peronismo para ser el futuro candidato a intendente de la dupla Bielsa-Perotti, Perotti-Bielsa. En lo inmediato Martínez debería dar una prueba de amor impidiendo, a través de sus concejales, que José Corral, ladero del actual intendente radical Barletta, sea ungido Presidente del Concejo santafesino.

Enterado de la jugada, Martínez habría dicho entre íntimos que ya es bastante grandecito para que le digan lo que tiene que hacer.

A todo esto, Agustín Rossi que no afloja ni rodeado por la Quinta flota norteamericana, estará lanzando esta semana su agrupación para dar pelea en el 2011; mientras el obeidismo sigue trabajando en silencio para la candidatura de Jorge Obeid, y el reutemismo le prende velas a su líder Carlos Reutemann quien, luego de un periplo por el Viejo Mundo está más silencioso que nunca, seguramente azorado por las medidas que están tomando los Kirchner que, como dijo el colega rosarino Maronna, cada día lo alejan cada vez más de una probable candidatura a Presidente.

FRENTE DE TORMENTA

En el Frente Progresista las cosas no están mucho mejor: el futuro presidente de la UCR Hugo Marcucci se entusiasmó en Rafaela ante el Diario LA OPINION y dejó escapar el inconsciente freudiano preanunciando que el próximo candidato a Gobernador de la coalición deberá -ni siquiera utilizó el exculpatorio potencial "debería"- ser un radical, ungiendo por cuenta y orden al intendente de Santa Fe Mario Barletta a quien acompañó, piadosamente, con el intendente de Firmat Carlos Torres, relegado a la nada por el socialismo a la hora de armar el último listado de diputados nacionales que encabezó el radical de Arequito y funcionario de Binner, Jorge Alvarez.

Demás está decir que en el socialismo el "sincericidio" de Marcucci no hizo mucha gracia (si es que a los socialistas algo les puede resultar gracioso): "el radicalismo primero tiene que asegurarse la intendencia de Santa Fe antes de largarse a la aventura provincial, porque si el peronismo se junta detrás de un buen candidato como puede ser el "Cachi" Martínez, ¿le ganan?, desafiaron desde la Casa Gris.

Pero en las filas de los herederos de Palacios no todo es color de la rosa emblemática; es que al "un tanto devaluado" -reconocieron en la propia Casa Gris- intendente de Rosario Miguel Lifschitz le suman en la delantera goleadora a quien casi le gana a Reutemann: Rubén "Pechito" Giustiniani, por fin y el caballo del comisario: Antonio Bonfatti, Primer Ministro de Binner.

MAESTROS EN PROBLEMAS

Los maestros santafesinos fueron llevados a un callejón sin salida por la feroz interna gremial entre Rosario, manejado por el intransigente Gustavo Teres y el resto del mundo, encabezado por la trémula Sonia Alesso, quien ya reconoce entre sus íntimos que esta locura de paros interminables se la puede llevar puesta.

¿Hasta cuando seguir con los paros si Binner no afloja una moneda? La gremialmente manoseada "calidad educativa", ¿se reduce tan solo a un aumento de sueldo?. Los 19 puntos acordados en paritarias, ¿no tienen nada que ver con aquella excelencia reclamada en las tribunas?

El único que usufructuó la movilización del pasado jueves fue el pícaro líder de los docentes privados Pedro Bayúgar, quien les utilizó el magnífico -y costoso- escenario montado por AMSAFE para diatribar contra el Gobierno lo que no se anima a decirle a sus empleadores privados. Lo que se dice un vivo bárbaro.

Comentá la nota