La Provincia, tierra de conflictos laborales.

El polémico -e intervenido- Indec de Guillermo Moreno dará a conocer en los próximos días los nuevos niveles de desempleo del primer trimestre del año. La presidenta Cristina Kirchner, basada en los índices del Anses, anticipó que, a pesar de la crisis económica internacional, la tasa de desempleo no sufrió variaciones con respecto al mismo período del año pasado, por lo que se mantendría en el 8,4 por ciento.

Y sí, en el "Mundo Moreno" todo es posible. Hasta que las tasas de desempleo se mantengan "congeladas". Pero la realidad, en espacial en la provincia de Buenos Aires, marca otros índices: un relevamiento sobre distintos conflictos laborales registrados en distintas empresas de la provincia de Buenos Aires, sólo durante el mes de abril, da cuenta de la problemática cotidiana que viven gran parte de los trabajadores.

Según los informes, en los últimos 30 días de abril se registraron problemas laborales, despidos y retiros voluntarios en:

* Trabajadores recibidores de granos de la seccional Necochea de la Unión Recibidores de Granos y Afines (URGARA) paralizaron las tareas durante media jornada en tres plantas acopiadoras de cereales de esa ciudad y de Azul, en reclamo de la reincorporación de un trabajador despedido "sin causa" por la firma Navas. La medida de fuerza fue levantada luego de que la compañía se retroreajo la situación.

* Trabajadores del vidrio de la Fábrica Pilkington mantienen ocupadas sus instalaciones. Tras un conflicto salarial comenzado en marzo de este año y sucesivas conciliaciones, los trabajadores tomaron esta medida de fuerza luego de que la empresa violara una conciliación despidiendo a 33 operarios.

* Trabajadores papeleros Buenos Aires: Operarios de Massuh continúan en conflicto. Durante este mes se profundizó la medida de fuerza y se realizaron diversas actividades tendientes a generar articulación con otros sectores. Se realizaron diversas movilizaciones, asambleas en la puerta de la fábrica, bloqueos de caminos, entre otras medidas.

* Trabajadores de la alimentación de la empresa de chocolates Arrufat mantienen el conflicto con los empleadores. La fabrica se mantiene tomada y en producción desde enero y ya han logrado la conformación de una cooperativa de trabajo. Buscan la expropiación.

* Trabajadores textiles Buenos Aires de Filobel-Fabatex continúan luchando por mantener su fuente de trabajo. Hace dos meses, al ser despedidos sin el pago de indemnizaciones y con deudas salariales, los trabajadores decidieron tomar la fábrica y ponerla a producir. La justicia ordenó el desalojo de la planta.

* Trabajadores de la carne de unos 50 frigoríficos acordaron un plan de lucha mientras mantuvieron cortado en forma total el tránsito sobre la avenida Alem al 600, frente a la sede del MTESS. El plan incluyó paros y asambleas en reclamos de un aumento salarial de 600 pesos como suma fija.

* Trabajadores cerveceros de Quilmes repudiaron los 170 despidos que realizó la empresa y que pretende concretar en los próximos 90 días. La empresa explicitó que tal medida responde a la disminución de las ventas de los productos de la marca por la crisis económica.Ya suman 300 despedidos en siete meses.

* Trabajadores de comercio Buenos Aires de Wal Mart continúan reclamando la regularización de la jornada de trabajo de 36 horas semanales y el fin de la persecución gremial a los delegados y a los trabajadores.

En este marco, los trabajadores de Wal Mart sede Villa Pueyrredón realizaron un cese de actividades de tres horas en repudio a una marcada política anti-sindical de la empresa, que sancionó con despidos y cesantías a los compañeros que formaron parte de la última protesta gremial.

* El Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) reclamó a la Cámara de Concesionarios y Contenedores del Puerto de Buenos Aires que prorrogue por otros tres meses el acuerdo vigente desde el 1 de enero y vencido el 31 de marzo último para que "el personal eventual sin garantía de jornal perciba 1.500 pesos".

* Trabajadores de la industria del papel de Witcel denunciaron 10 despidos en lo que va de diciembre a esta parte. Alertaron también sobre la posibilidad de ampliar los despidos y es por esto que el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Papel, Cartón y Químico se declaró en estado de alerta y movilización.

* Trabajadores automotrices: El Smata y la empresa Ford se encuentran actualmente negociando la continuidad de 330 operarios. Se trata de trabajadores cuyos contratos de trabajo vencieron a fin de abril. El rechazo de los despidos por parte del Smata incluyó una protesta frente a la planta de General.

La mayoría de las terminales radicadas en la Argentina habían resuelto a fines del año pasado algún tipo de recorte en las horas de producción, ya sea a través de suspensiones, eliminación de horas extras, finalización de contratos o adelanto de vacaciones. Los conflictos derivaron en diversos acuerdos con el gremio que garantizaban una cierta estabilidad en el comienzo de este año. Pero con todos aquellos recursos -como los adelantos de vacaciones o las paradas técnicas de las plantas- agotados, volvió a aparecer la preocupación entre los trabajadores de la industria.

* Trabajadores de entidades civiles y deportivas de countries realizaron piquetes en distintos countries de la provincia de Buenos Aires en reclamo de un aumento salarial del 15%. El sindicato al que pertenecen,UTEDYC, mantiene una tensa paritaria con la Federación Argentina de Clubes de Campo (FACC). Mientras los trabajadores piden un 15% de aumento en dos escalones, la cámara sólo habría ofrecido la mitad.

* El Sindicato de Trabajadores Alfajoreros, Reposteros, Pizzeros y Heladeros de Mar del Plata, en la rama del alfajor, inició un plan de lucha declarando el estado de alerta y movilización en reclamo de una recomposición salarial. En el mes de marzo finalizó el convenio firmado el año pasado y el sector empresarial "se negó a dar un aumento y nos pidió dos meses más".

* Los trabajadores de la planta productora de harina de pescado de Moliendas del Sur de Mar del Plata reclamaron el pago completo del sueldo de marzo. El plan de lucha incluyó la paralización total de las tareas al interior de la fábrica y la construcción de un piquete en la puerta.

La medida fue resistida por la patronal, que aplicó la violencia de su personal de seguridad, y por camioneros que querían realizar la carga y apuntaron sus camiones contra los manifestantes. Finalmente, la intervención del sindicato de camioneros posibilitó el trabajo conjunto de ambos sectores.

Metalúrgicos en crisis

La empresa Metalúrgica Tandil planea trabajar sólo cinco días el mes próximo ante la permanencia de la crisis productiva, según informaron ayer fuentes del sector.

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Tandil, Carlos Reyes, se refirió a la problemática de la rama en una nueva reunión del Comité de Monitoreo de Crisis (que tuvo lugar en el citado gremio), al tiempo que mantuvo un encuentro con la comisión interna de la firma.

"Nuestra actividad sigue en una situación complicada. No se nota ninguna mejoría, por lo menos hasta hoy. Si bien da la impresión que no nos seguimos cayendo, hasta ahora no nos hemos levantado en nada", afirmó Reyes, y luego agregó que el sector posee en la actualidad 500 operarios suspendidos y casi un centenar de cesanteados desde noviembre del año pasado a la fecha.

Comentá la nota