La Provincia tiene problemas para poder pagar los sueldos

Si bien Hermes Binner señaló en repetidas ocasiones que no habría problemas para hacer frente a los sueldos de los agentes provinciales, el proyecto de ley que envió a la Legislatura el pasado jueves va en sentido contrario.
El paquete de medidas está vinculado a los haberes de diciembre que se hacen efectivo en enero del próximo año.

La administración Binner hizo que una sigla se hiciera más que famosa en las últimas horas: FUCO. El proyecto de ley propone utilizar "el 100 por ciento del Fondo Unificado de Cuentas Oficiales (FUCO) para cubrir necesidades transitorias del Tesoro". Este está constituido por más de 800 cuentas oficiales, distintas a la de Rentas Generales y se podrían usar hasta el 80% de los saldos positivos para saldar el desbalance financiero provincial. De aprobarse, se lo podría dejar en cero.

También autorizar al Poder Ejecutivo "a girar en descubierto, emitir letras, pagarés u otros medios sucedáneos de pago y contraer deudas a cancelar dentro del mismo ejercicio económico" con el objetivo de "atender los desequilibrios transitorios de caja". Además de cobrar una sexta cuota de la patente automotor 2009, equivalente al 20 por ciento del gravamen.

En el mensaje, Binner explicó que "ante la necesidad de obtener fondos para atender los compromisos salariales, la existencias de caja que componen el FUCO constituyen el financiamiento más económico que la Provincia puede obtener, equivalente a un préstamo a tasa cero en el mercado".

Por último, y respecto a este proyecto de ley, el ministro de Economía Angel Sciara señaló que "tenemos que cerrar el 2009 pudiendo pagar los sueldos para lo cuales podemos utilizar los recursos que tenemos reservados a los efectos. Aguinaldo se paga, pero el salario del Ministerio de Educación no podríamos hacerlo si no tenemos la posibilidad de convertir los Gastos de Capital en Gastos Corrientes" .

BONOS

"No descarto nada por completo". Con esa tajante frase respondió el gobernador Hermes Binner a los periodistas que le consultaron ayer sobre la posibilidad de que el Gobierno santafesino imite la decisión de Córdoba de emitir bonos propios para pagar a empleados y proveedores. Aunque aclaró: "No quisiéramos entrar en ese camino".

¿Qué motivos llevarían al Gobierno a tomar semejante decisión? "Porque tenemos que seguir viviendo en Santa Fe", justificó el socialista.

"Tenemos un país federal en la Constitución pero antifederal en la práctica. Una provincia tan rica como Santa Fe depende un 70 por ciento de los ingresos de la Nación", se quejó.

Comentá la nota