La Provincia tiene listo un sistema de 'scoring' más severo que el de Capital

El mecanismo prevé el otorgamiento de 20 unidades que se van descontando con las faltas, hasta llegar a 0, lo que implica la pérdida del carnet. Pero, a diferencia de la Ciudad, algunas infracciones descuentan más puntaje. El esquema está en línea con las pautas impulsadas por la Agencia Nacional de Seguridad Vial.
La provincia de Buenos Aires tiene listo un sistema de scoring más severo, con mayores quitas de puntos por mayor cantidad de infracciones, que podría debutar en todos los distritos del conurbano.

El mecanismo prevé el otorgamiento de 20 unidades que se van descontando con las faltas, hasta llegar a 0, lo que implica la pérdida del carnet. Pero, a diferencia de Capital, algunas infracciones descuentan más puntaje.

Por ejemplo, se quitarán 4 puntos a quienes no tengan la Verificación Técnica Vehicular, que en la Provincia debe hacerse una vez al año y en la Ciudad todavía no se exige. Mientras en la Ciudad de Buenos Aires se penan con scoring 25 faltas, en la Provincia el sistema incluirá 65 faltas.

Según una nota publicada este sábado por el matutino Clarín, el esquema diseñado por la Provincia está en línea con las pautas impulsadas por la Agencia Nacional de Seguridad Vial, pero incluye la obligatoriedad de usar un chaleco reflectivo para motociclistas, que deberá llevar también impresa la matrícula del vehículo. Quienes no lo usen perderán 5 puntos.

El diagrama provincial contempla deducciones de entre 4 y 20 puntos, de acuerdo con la gravedad de las infracciones. Participar de o disputar una "picada" representa la máxima sanción: el responsable se quedará sin carnet. Cuando se retira la licencia por primera vez, se aplica una inhabilitación para manejar por 9 meses. Aunque, con la realización de un curso de seguridad vial, se puede acortar la pena a tres meses. En la segunda oportunidad, el conductor pierde el documento por un año. Y a la tercera reincidencia, la sanción es por 18 meses.

Para que el sistema se ponga en práctica, lo que podría suceder entre mayo y junio, en La Plata dicen que es necesario que el Gobierno porteño se adhiera a la Ley Nacional de Tránsito. Esa norma determina los descuentos y prevé un registro único centralizado de datos que permite sancionar a los conductores que cometen infracciones en otras provincias.

Pero las penalizaciones son distintas a las sancionadas por la Legislatura porteña, porque la Ciudad se maneja con su Código de Tránsito. Si Capital adhiere a la ley nacional, Buenos Aires estaría en condiciones de comenzar de inmediato con la rebaja de puntaje a los que no cumplen las normas de conducir, aseguraron las autoridades.

"Es necesario compatibilizar los sistemas para que cuando los órganos de juzgamiento dicten sentencia, la quita de puntos sea notificada a todas las jurisdicciones en forma inmediata", explicó el jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez.

Este punto colisiona con la decisión individual que adoptó el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que utiliza el scoring desde enero. Fuentes del Gobierno porteño dijeron que está en trámite legislativo la adhesión a la Ley de Tránsito. Incluso el Jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, lo mencionó varias veces. "El espíritu es compatibilizar ambos sistemas", dijeron. Pero no estaba confirmado si para eso unificarán criterios de quita de puntos y las faltas penadas.

El jueves, los funcionarios provinciales presentarán el programa al responsable de la Agencia Nacional Vial, Felipe Rodríguez Laguens. En Buenos Aires hay 4,3 millones de autos patentados. El 70% está radicado en el área metropolitana que rodea a la Capital.

El Gran Buenos Aires representa la primera etapa de la implementación del sistema centralizado de licencias y scoring. A partir de junio, la Provincia tiene previsto extenderlo a todo el territorio bonaerense.

Comentá la nota