La Provincia no tiene colchón financiero para enfrentar la crisis

El subsecretario de Finanzas admitió que, ante la disminución de los ingresos, el Gobierno debió recurrir a los ahorros para hacer frente a los gastos.
Los datos de la realidad económica marcan el escenario de crisis que jaquea a la Provincia. El viernes, el subsecretario de Finanzas, Ángel Osman, confirmó que fueron 372 millones los recursos que dejaron de ingresar a la Provincia por la disminución de coparticipación y recursos no tributarios. Ayer aseguró que Catamarca no tiene colchón financiero porque ante la baja de recursos debió recurrir a los ahorros que se habían guardado a plazo fijo durante la época de bonanza. Además, la Provincia mantiene una deuda promedio de 300 millones de pesos.

En declaraciones a Radio Ancasti, el funcionario admitió que Catamarca ya no tiene cuentas a plazo fijo porque se debió recurrir a los ahorros para mantener el nivel de actividad. Dijo que hasta octubre-noviembre del año pasado, el Estado provincial tenía una cuenta a plazo fijo con 300 millones de pesos.

Osman transparentó alguna información vinculada con la economía provincial para ilustrar el escenario futuro. "Que sirva para ilustrar lo que se viene", comentó. Justificó el gasto del ahorro al indicar que la Provincia debía tomar decisiones vinculadas con la distribución del ingreso y también para mantener el nivel de actividad. "Es decisión del Gobierno trabajar en la distribución de la riqueza como el pago del 82% móvil de los jubilados, mantener el ritmo de la obra pública, construcción de viviendas, rutas y hasta el sueldo de los empleados públicos", graficó.

"Todo el país está viviendo al día y Catamarca no es la excepción", indicó. "Hay indicadores que marcan que la crisis ha golpeado fuerte y duro", agregó y recordó que el Gobierno nacional también debió recurrir a instrumentos a los que habitualmente no acudía, como el uso de las reservas del Banco de la Nación y el Banco Central.

Más adelante, el subsecretario de Finanzas, Ángel Osman, confirmó que Catamarca mantiene con sus proveedores una deuda que alcanza los 300 millones de pesos de acuerdo con los registros contables, "pero es normal para el volumen de operaciones que tiene la Provincia todos los días", dijo. "La deuda significa que todos los días se compra, se paga, se certifican obras, se van pagando esos certificados, es como el capital de trabajo de cualquier empresa, y es acorde al presupuesto de la provincia", explicó Osman. Reconoció que se incrementó en comparación con el año pasado como consecuencia de la disminución de ingresos, aunque reservó el porcentaje de aumento de la deuda.

Por otra parte dejó en claro que ya no tiene sentido el tratamiento del Presupuesto 2009 que quedó pendiente en la Legislatura Provincial. "El primer semestre de 2009 ya es historia en el presupuesto y no podemos cambiar nada de eso, pero lo que se puede hacer es avanzar hacia el 2010. Todos los indicadores muestran que el año próximo será el comienzo de la recuperación de la crisis. Tampoco será un año sencillo, pero sí mucho mejor que este año, que fue muy difícil", concluyó.

Por último confirmó que hay distintas líneas de acción para enfrentar el escenario de crisis. Garantizó áreas sensibles como salud, educación y seguridad y mostró preocupación por mantener el nivel de actividad de la economía.

Comentá la nota