“La provincia tendrá el respaldo del gobierno de la República”.

“La provincia tendrá el respaldo del gobierno de la República”.
La titular del Poder Ejecutivo Nacional dio un discurso en el que destacó la tarea de Zamora y sentó posición sobre el conflicto del campo.
La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, asistió a la asunción del gobernador de la provincia, Gerardo Zamora, acompañada con varios ministros y secretarios, felicitó varias veces al gobernador, durante un discurso cargado de emotividad, en el que además marcó su firme posición ante la disputa con el sector del campo.

“Señor gobernador, yo quiero felicitarlo por el triunfo que usted obtuvo el 30 de noviembre, con el 85% de la voluntad popular de su pueblo”, señaló Cristina al principio de su discurso.

“El día lunes, me levanté muy temprano para leer los diarios, porque pensé que en la tapa de los diarios iba a estar el triunfo tan importante en una provincia como Santiago, que es madre de provincias”. Señaló la Presidenta

“Le confieso -continuó- que tuve una inmensa desilusión; porque por ejemplo leía en el diario de mayor tirada de la argentina que Néstor Kirchner iba a ser candidato a senador por la provincia de Buenos Aires, hecho inexistente porque los senadores se renuevan en el año 2011. Y usted que sí existía, Santiago que sí existía y una elección con el 85% de los votos, mereció un lugar en alguna página perdida, pero por suerte la realidad no es lo que sale en un diario, la realidad es Santiago del Estero, es usted asumiendo por segunda vez como gobernador”.

También dijo que la ceremonia de ayer le hizo recordar a la asunción como gobernador de Santa Cruz, de Néstor Kirchner, hace 18 años. “Lloré durante toda esa ceremonia”, confesó.

Más adelante la mandataria nacional ponderó la capacidad de Zamora para agrupar a sectores de distintos partidos en un mismo proyecto político, y señaló la importancia de “congregar a hombres y mujeres con otras ideas que se han expresado electoralmente”.

“Yo creo que hay una Argentina que trabaja todos los días y como decía usted gobernador, se levanta con el compromiso con el esfuerzo del trabajo y de la cooperación así como esta Presidenta pese a todas las piedras en el camino, pese a todas las incomprensiones”, sostuvo.

Las críticas al campo no estuvieron ausentes del discurso y se hicieron más evidentes en el momento en el que la Presidenta recordó que en “este año y tres meses que soy Presidenta de todos los argentinos, he tenido siete paros y el séptimo inclusive se declaró cuando estaba trabajando en Brasil, siento muchas veces que tal vez algunas criticas no sean los errores que seguramente tenemos y muchos, sino tal vez por los aciertos”.

Además la titular del Ejecutivo nacional ensayó una explicación del porque recibió tantas criticas y señaló que tiene el “orgullo de encabezar un gobierno que jamás ha firmado un decreto de necesidad y urgencia para cercenar un derecho, que jamás ha mandado un proyecto de ley al Parlamento para quitar algo a algún comprovinciano, y será por eso y por nuestra política de derechos humanos, que tal vez algunos toman medidas contra este gobierno que en definitiva son medidas en contra de nuestro país”.

La Presidenta concluyó su discurso con una frase dedicada al gobernador que resonó en los oídos de todos los presentes: “Usted y la provincia van a tener el respaldo absoluto del gobierno de la República Argentina”.

“Hay un compromiso que es el respeto de la voluntad de los pueblos expresada en las urnas, ningún sector puede imponerse por sobre el otro, con amenazas y extorsión los argentinos tenemos derecho a ser libres, no solamente porque votemos, sino porque podemos transitar libremente las rutas”, dijo Cristina.

“Coparticipar las retenciones -aseguró la Presidenta- es una decisión inédita porque la distribución no solamente es retórica sino que es un compromiso. Por los derechos de importación se enfrentaron unitarios y federales y se desangró un país, y fue decisión de esta Presidenta seguir profundizando lo federal”.

Comentá la nota