La Provincia suscribió un acuerdo para promover energías alternativas

Scioli ratificó el apoyo provincial a las cooperativas eléctricas del interior. Se planificaron inversiones orientadas a promover las energías eólica y solar. También ratificaron el programa de repotenciación de las centrales de la costa atlántica. Figuran en el plan las de Mar del Plata, Villa Gesell y Necochea.
Diario La Capital de Mar del Plata

hermitage hotel

Jueves, 12 de Noviembre de 2009 8°C

* Portada

* La Ciudad

* El País

* El Mundo

* Deportes

* Policiales

* Arte y espectáculos

* Opinión

* Marplatenses

* Histórico

* rss

* blogs

» La ciudad

2009-11-12 00:00:00

La Provincia suscribió un acuerdo para promover energías alternativas

Scioli ratificó el apoyo provincial a las cooperativas eléctricas del interior * Se planificaron inversiones orientadas a promover las energías eólica y solar * También ratificaron el programa de repotenciación de las centrales de la costa atlántica * Figuran en el plan las de Mar del Plata, Villa Gesell y Necochea.

La obra de repotenciación de la Central 9 de Julio demandará una inversión de 1.000 millones de pesos. Está en proceso de preadjudicación y una vez realizada permitirá que la central alcance un ciclo combinado de 170 megavatios.

»La obra de repotenciación de la Central 9 de Julio demandará una inversión de 1.000 millones de pesos. Está en proceso de preadjudicación y una vez realizada permitirá que la central alcance un ciclo combinado de 170 megavatios.

LA PLATA

Corresponsal

Con la modernización de los parques de generación eléctrica de Mar del Plata, Necochea y Villa Gesell, la realización de obras de transporte y distribución y el impulso de un programa de desarrollo de energías renovables, el gobierno provincial impulsa medidas tendientes a adecuar la matriz energética de la provincia a las nuevas demandas urbanas e industriales.

El gobernador Daniel Scioli reafirmó su apoyo a las cooperativas eléctricas del interior bonaerense y destacó que el Ejecutivo invierte en ?forma sostenida a fin de promover las energías alternativas, como el caso de la energía eólica o la energía solar?.

Estas declaraciones fueron realizadas durante la firma de un convenio de cooperación en la materia entre el Ministerio de Infraestructura y el Foro Regional Eléctrico de la provincia de Buenos Aires (Freba), acuerdo a partir del cual se ejecutará un programa de incentivos para generación de energía distribuida, con el objeto de promover inversiones priorizando la utilización de fuentes renovables.

En este sentido, se destacó la puesta en marcha del Programa de Energías Renovables en Mercados Rurales (Premer), que promueve dotar de electricidad a 238 escuelas rurales en 44 municipios, a partir del uso de la energía solar fotovoltaica. Este programa implica una inversión global de 15 millones de pesos.

Con respecto a las obras de transporte y distribución, se anunció que están en etapa de construcción una línea de alta tensión de 132 kilovatios en Monte Hermoso, con un presupuesto de más de 29 millones de pesos, y una línea de media tensión de 33 kilovatios en Villa Moll (Partido de Navarro), por 3,8 millones de pesos.

Se confirmó además que ya se licitaron las obras para construir 9 líneas de media tensión -de 33kv- que con una inversión de casi 84 millones de pesos beneficiará a distritos de la zona norte y oeste de la provincia, tales como Chivilcoy, Mercedes, Arrecifes, Coronel Suárez y General Lamadrid.

El subsecretario de Servicios Públicos, Daniel Guastavino, señaló que a partir de un decreto firmado por el gobernador, se podrán financiar obras de subtransmisión o complementarias que hasta la fecha ?no califican? para el fondo de transporte eléctrico que establecen limitaciones y tipos de tensión.

Obras en la costa

Durante el acto, la empresa Centrales de la Costa presentó los principales avances que se están desarrollando en los trabajos de modernización del parque de generación eléctrica en los tres puntos clave de la costa atlántica.

Por un lado se resaltó la planta de ósmosis inversa en la Central de Necochea, que contiene una planta para el filtrado del agua utilizada para las calderas, que permitirá lograr una mayor eficiencia energética, bajar costos operativos, disminuir efluentes y el uso de productos químicos.

La obra, que será inaugurada oficialmente mañana, se ejecutó en un plazo de 6 meses y tuvo un costo de 11 millones de pesos.

Por otra parte, en estado de preadjudicación se destaca la obra que se realizará en la Central 9 de Julio, de Mar del Plata, para alcanzar un ciclo combinado de 170 megavatios. Con un plazo estimado para los trabajos de 26 meses, y un costo de 1.000 millones de pesos, la modernización de la central permitirá incrementar un 100% la oferta energética de Mar del Plata.

Por último, se encuentran en plena ejecución las obras de infraestructura eléctrica en la Central Villa Gesell, con un presupuesto de 370 millones de pesos y que entraría en operaciones en noviembre del año que viene.

La central actualmente tiene una capacidad de generación energética de 44 megavatios, y se ampliaría en 75 mw, llevándola a un total de 119 megavatios. Los trabajos también incluyen la construcción de un nuevo tanque de combustible de 1.500 metros cúbicos y un edificio administrativo de 894 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, que contendrá laboratorio químico, taller y sala de tableros, sala de comandos, oficinas administrativas y sala de reuniones, entre otras instalaciones.

Según informaron desde la empresa que preside el ingeniero José Alberto Suárez Lynch, una vez concluidos estos trabajos implicarán beneficios tales como incremento de la potencia instalada en un 170%, mejoramiento tecnológico con la instalación de una turbina de última generación, y la solución a la demanda energética en la ?Costa Atlántica Norte?, un área que abarca a San Clemente del Tuyú, en el extremo norte del Partido de la Costa, Mar del Tuyú, Mar del Ajó, San Bernardo, Pinamar y Villa Gesell.

Asimismo, se señaló que podrá extenderse el área de influencia del servicio, a su vez que habrá una sensible disminución de aportes de energía desde el sistema interconectado, un aumento en la confiabilidad del área ante contingencias simples y una mayor compatibilidad ambiental.

Comentá la nota