La Provincia ya subsidió a 4.000 operarios afectados por la crisis

A través de los Procedimientos Preventivos de Crisis, el Ministerio de Industria paga $ 400 por mes a trabajadores de 76 Pymes cordobesas. El programa apunta a "cambiar" despidos por suspensiones.

"No los despidas; suspendelos. Yo te ayudo". Esa fue la fórmula que puso en práctica este año el Gobierno de la Provincia para hacerle frente a los coletazos locales de la desbocada crisis internacional y proteger el empleo cordobés. En números, la estrategia provincial permitió que 4.113 operarios industriales mantuvieran su empleo a través del pago de un subsidio de 400 pesos mensuales "por pera" que recibieron las empresas a condición de que no los despidieran.

El dato fue aportado a Día a Día por el Ministerio de Industria, Comercio y Trabajo de la Provincia, cartera que, con los resultados en la mano, se muestra satisfecha por la decisión adoptada. "La implementación de subsidios a los trabajadores industriales permitió que los niveles de despidos no hayan alcanzado la magnitud que se preveía los primeros meses de este año. Y afortunadamente estos valores actualmente se encuentran en una etapa de franco descenso", señaló Roberto Avalle, titular del ministerio.

En rigor, desde noviembre de 2008 –cuando se puso en marcha el plan– y hasta el día de hoy, se otorgaron subsidios laborales a 2.913 operarios de 48 empresas cordobesas por un valor de 1,57 millón de pesos. Pero en carpeta hay 28 pedidos más ya tramitados y a punto de ser aprobados que beneficiarán a otros 1.200 trabajadores de 28 pequeñas y medianas fábricas locales, por un monto superior a los 420 mil pesos. De ese modo, la inversión hecha este año por la Provincia para "salvar" empleos industriales de la crisis ya suma casi dos millones de pesos. El fondo total previsto por Industria para este fin es de cuatro millones.

En todos los casos, los auxilios llegaron luego de que las firmas en aprietos gestionaran sus correspondientes Procedimientos Preventivos de Crisis (PPC) ante la cartera laboral. Cumplimentado ese requisito, la Provincia se comprometió a subsidiar hasta 400 pesos por mes a cada trabajador suspendido, a razón de 20 pesos por día. La asistencia también llegó para los obreros que padecieron reducciones de jornada. En total, el Gobierno ya realizó casi 10 mil liquidaciones a operarios que padecieron alguna forma de "parate" laboral en los últimos 12 meses.

Las empresas podían solicitar el beneficio para sus trabajadores siempre que acreditaran que su situación productiva había caído sensiblemente por culpa de factores externos, ajenos al manejo de la firma. El auxilio se disponía por un lapso determinado de tiempo, el que podía ser prorrogado si las condiciones que habían generado la merma en la actividad continuaban vigentes.

No todas las empresas que pidieron ser amparadas por los PPC solicitaron también el subsidio de 400 pesos para sus trabajadores. En muchos casos, la adhesión al plan provincial estuvo motivado en la necesidad de "salirse de convenio" y adelantar vacaciones, reasignar tareas o rotar a su personal.

Comentá la nota