En la Provincia, soplan vientos de "deskirchnerización"

En la Provincia, soplan vientos de "deskirchnerización"
Después del mal trago de las elecciones, Daniel Scioli busca recomponerse. Los signos de la "rebeldía".

El conflicto con el campo y las candidaturas testimoniales sellaron la suerte del gobernador Daniel Scioli como socio de la derrota del kirchnerismo en el territorio más populoso de la Argentina.

Furioso por los reclamos de los intendentes, que le reprochaban el hecho de haber aceptado participar de las candidaturas testimoniales, el ex motonauta intenta recomponer su poder con movimientos que marcan su alejamiento del kirchnerismo puro, sin patear el tablero por la dependencia de los fondos nacionales.

Ejemplo del último aspecto es la decisión del gobernador Daniel Scioli que por los reiterados reclamos de la dirigencia agropecuaria provincial, le pedirá al Gobierno nacional la rebaja o eliminación de las retenciones al trigo y la reapertura de las exportaciones de carne.

Quien anticipó esta decisión ayer fue el ministro de Asuntos Agrarios, Emilio Monzó, quien aseguró que "el gobierno de la provincia solicitará al gobierno nacional la baja de las retenciones al trigo". En ese sentido, el funcionario agregó que también se pedirá "la apertura de las exportaciones en ganadería para mejorar el precio del productor primario".

Del encuentro participaron, además del gobernador y el ministro de Asuntos Agrarios, y de Gobierno, Eduardo Camaño; el presidente del Banco Provincia, Guillermo Francos, y titular de ARBA, Rafael Perelmiter. Además estuvieron Pedro Apaolaza, el combativo líder de Carbap y otros dirigentes del sector. Monzó, además, criticó el actual modelo de coparticipación.

Abel Guerrireri, de SRA dijo que "Scioli se sumó a nuestro equipo" y que los dirigentes se retiraron "satisfechos" de la reunión, según informó La Nación. Por su parte, Gianassi consideró que "éste es el mayor aporte que puede hacer el gobernador para facilitar el diálogo".

Por último, Apaolaza, señaló que el gobernador "ha asumido el compromiso público para que al menos en la Nación podamos tener una mesa como la que se ha dado esta mañana en la provincia, que permita ir resolviendo los problemas que tenemos". Este último fue uno de los más combativos, quien llegó a decir, en una entrevista con la revista Noticias , que "Moreno hizo que subvencionemos el chorizo y el lomo de Puerto Madero".

Amaga. Lo cierto es que además de un gesto económico, la reunión de Scioli con los ruralistas fue un mensaje para Néstor Kirchner. Como muchos otros aliados K, el Gobernador busca la manera de distanciarse de su compañero de fórmula durante las elecciones legislativas. Pero al mismo tiempo es consciente de la necesidad de la caja nacional para enfrentar el rojo fiscal que atraviesa la provincia.

El 28 de junio fue una señal para el kirchnerismo y todos sus aliados. Durante la campaña, Scioli fue recibido con huevazos, insultos y casi se retira golpeado de Lobería. Incluso el Gobernador redobló la apuesta y dijo que "me van a tener que pegar un tiro para que deje de trabajar". Ahora los tiempos cambiaron y como buen negociador, Scioli bajó la confrontación y se sentó a escuchar los reclamos.

Comentá la nota