Provincia sigue negociando con la Nación y abrió un compás de espera hasta fin de año

Schiaretti dijo que esperará hasta fin de año antes de decidir las medidas que adoptará. También, que hará lo necesario para evitar que el Estado provincial deje de funcionar si no se envían los fondos.
El gobernador Juan Schiaretti, tras poner en funciones a casi 3.000 nuevos policías en Córdoba, expresó que esperará hasta fin de año para que la Nación cumpla con el envío de fondos comprometidos en concepto del déficit por la Caja de Jubilaciones del año 2009, y del Programa de Asistencia Financiera (PAF), "antes de decidir las acciones a seguir".

Con la frase, el gobernador dejó planteada que la posibilidad de emitir títulos continúa vigente, aunque también se mostró partidario de "esperar que la Nación envíe los fondos comprometidos por Cristina Fernández de Kirchner cuando visitó Córdoba", y posteriormente refrendado por el ministro de Economía, Amado Boudou.

"Antes de fin de año el gobierno nacional debería enviar lo que queda de la deuda de la Caja y del PAF, más lo que corresponde a obras", cifra que fue estimada en cercana a los 600 millones de pesos.

Aunque el gobernador expresó que ayer en la reunión con la Presidenta, ella no le dijo nada, ya que se trató de "un encuentro institucional", fuentes gubernamentales informaron que "las negociaciones continúan" y reconocieron que la Nación enfrenta "dificultades en enviar los fondos", razón que explica la lentitud con que gotean los envíos a las provincias.

Estaba previsto que la Nación enviara a Córdoba 320 millones al 5 de diciembre, mientras que a la fecha arribaron 250 millones. Está pendiente un envío para completar el "gesto", tras el cual la Provincia desistiría de las medidas cautelares presentadas ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para bajar las demandas por la deuda de la Caja 2009 y el PAF correspondiente a este año.

"Lo que no estamos dispuestos a hacer es a desistir de los 1.220 millones de deuda con la Caja correspondientes al período 2002-2007", expresó Schiaretti, al tiempo que volvió a admitir la predisposición a desacelerar los tiempos judiciales en la Corte. Siempre y cuando la Nación cumpla con el envío de los fondos correspondientes a 2009, y se firme un acuerdo de refinanciación del déficit de la Caja para 2010 y 2011, y el PAF de 2010, año en que la deuda provincial con la Nación ascenderá a 1047 millones de pesos.

"Por lo que me comentaron mis colegas gobernadores, a la única provincia que le deben dos cuotas del PAF es a Córdoba", expresó Schiaretti, quien acotó que "la Nación nos cobra este año por la deuda provincial cerca de 800 millones de pesos entre capital e intereses, y hasta ahora nos envió 480 de los 600 millones que nos debe refinanciar".

Consideró el gobernador que "si la Nación cumple con todo lo que nos debe, no hace falta emitir bonos", y que "hasta fin de año es el plazo para que la gestión nacional nos mande lo que nos debe".

También aseguró que este año se recaudaron 1.000 millones de pesos más en concepto de recaudación impositiva propia, y que "este esfuerzo que hicieron los cordobeses, el poco aumento que tuvieron los trabajadores públicos que fue en el orden del 10% y el no aumento de los funcionarios, se puede venir barranca abajo porque la Nación no envíe los recursos y el Estado corre el riesgo de no funcionar".

"No es ilimitada la cantidad de recursos que se le pueden pedir a los cordobeses, y Córdoba tomará las medidas para que la Provincia no deje de funcionar".

Comentá la nota