La provincia de Santa Fe presenta hoy "una situación deficitaria, pero atendible", dijo Sciara

El ministro de Economía advirtió que el déficit en la relación gastos - ingresos de la provincia comenzó a manifestarse en 2007.
El ministro de Economía, Ángel José Sciara, dijo que la provincia de Santa Fe presenta hoy "una situación deficitaria, pero atendible", y aseguró que "el pago de salarios está garantizado sin tener que recurrir a ninguna otra herramienta" que no sean los recursos propios del Tesoro provincial.

Por otra parte, advirtió que "en 2007 -el último año de la gestión de Jorge Obeid- ya no había superávit en la relación gastos - ingresos de la provincia, sino déficit", y explicó que a partir de 2006 "la financiación de los gastos se hizo con los remanentes de la bonanza económica que arrancó en 2004".

En declaraciones periodísticas, Sciara señaló que "la provincia de Santa Fe combina desde hace mucho tiempo la caída de recursos fiscales con una estructura de gastos muy rígida y, además, un régimen tributario que responde directamente a los ciclos económicos de la economía nacional y de la santafesina. En consecuencia, la aparición del déficit en sus cuentas fiscales era casi una verdad de Perogrullo".

"Si uno analiza la información que está en las cuentas de la provincia de los años 2006 y 2007, se comprueba con total claridad que el superávit comienza a disminuir vertiginosamente desde 2005. En 2006, si hubo superávit fue insignificante. Ya en 2007, en la relación gastos - ingresos no hay superávit, sino déficit. Esto significa que durante esos años la financiación de los gastos se hizo con los remanentes de la bonanza económica que arrancó en 2004", afirmó el ministro.

Asimismo, consideró que "desde la oposición, no hay una lectura correcta de cuál fue la administración en los años anteriores. Tampoco se quiere reconocer que el hecho de no aumentar impuestos tuvo que ver con la expansión económica y con la relación directa que tiene tanto la recaudación nacional como la provincial con el nivel de actividad económica.

A medida que aumenta el nivel de actividad económica por crecimiento real o vía precios, como sucedió, los recursos aumentan indefectiblemente. Eso fue lo que sucedió con el impuesto sobre los Ingresos Brutos y el grueso de la coparticipación nacional; los demás impuestos provinciales quedaron fijos", diferenció el titular de Economía. "Con ello, aumentó el peso relativo de Ingresos Brutos frente al Inmobiliario y Sellos y el sistema se hizo menos estable ante los ciclos económicos", agregó.

No obstante los mayores ingresos disponibles, Sciara indicó que "desde 2005 en adelante, los gastos aumentaron siempre mucho más rápido en términos interanuales que los recursos. De hecho en 2006 y 2007 la provincia tuvo que pedir una dispensa al Comité de Responsabilidad Fiscal porque el nivel de gastos efectivo superaba la relación entre gastos y producto que exige la ley de Responsabilidad Fiscal".

En relación a eventuales modificaciones en materia tributaria, el funcionario consideró que "la discusión debería pasar por entender al país en sentido federal y eso significa que las provincias deben comenzar a analizar sus propias estructuras tributarias en relación a la de las demás".

En ese sentido, destacó que "no es un dato menor que las provincias de Córdoba y Buenos Aires tengan un sistema tributario diferente al de Santa Fe, no sólo en términos de alícuotas sino en cuanto a las actividades gravadas. En esas dos provincias se grava con ingresos brutos lo que aquí está exento desde el año 92", especificó el ministro, en relación a los sectores de la construcción y la industria.

"Eso genera una distorsión notable y hace aparecer a Santa Fe como un «paraíso fiscal». Y, sin embargo, no tiene los beneficios que supuestamente debería ocasionar. No creemos que vengan más inversiones por tener menos tributos que otras provincias. Si fuera así, Santa Fe tendría que estar desbordante de industrias de todo tipo y esto no ha ocurrido desde el año 92 en adelante", concluyó.

Comentá la nota