La Provincia salió a defender con la Reforma Fiscal de Scioli

La Agencia de Recaudación bonaerense ARBA aseguró hoy que el aumento en el impuesto inmobiliario rural representa una suba anual del orden de los "seis pesos por hectárea", al salir al cruce de las críticas por el supuesto "impuestazo" que denunció el campo. Dato: la mayor parte de los campos bonaerenses, promedian las 70-100 hectáreas de extensión.
"La medida propiciada consiste en aplicar un revalúo del 2005 de las propiedades que realizó la provincia y nunca se efectivizó", advirtió el organismo en un comunicado de prensa oficial.

"En la actualidad, 26 millones de hectáreas pagan en promedio menos de 2 pesos por hectárea por mes. La corrección propuesta alcanza solo a $0,50 por hectárea por mes, lo que significa un incremento anual de 6 pesos por hectárea", se indicó.

"Al igual que en el caso del inmobiliario urbano, las modificaciones serán aplicadas sobre un valor fiscal que representa sólo entre 20 y 30 por ciento del valor de mercado real", consignó la Agencia de Recaudación.

"Siete millones de hectáreas -25 por ciento de la superficie productiva- más afectada por la sequía quedará exenta del pago del impuesto sin tramite alguno", aclaró ARBA y agregó que "las construcciones de cascos de estancias que en su mayoría no pagan impuesto inmobiliario, pasarán a tributar, quedando exentas aquellas de menor valor fiscal, menos de 100.000 pesos".

Sobre el resto de los aumentos, el organismo ratificó que el impuesto inmobiliario urbano "se elimina o mantiene inalterable para el 87% de las propiedades, mientras que "el 13% restante, 800 mil partidas, reciben como máximo un 20% de aumento".

Además, aclaró que, "aproximadamente, un millón de familias será beneficiada por no pagar más el impuesto inmobiliario", mientras que "en relación con los terrenos baldíos de alto valor, se busca incentivar el desarrollo de los mismos y evitar la especulación" y por esto "se establece una sobre-alícuota en el impuesto inmobiliario"

Sobre el denominado "impuesto a la herencia", ARBA indicó que "no constituye la creación de un nuevo impuesto, sino la regulación de lo expresado en la Ley Provincial de Educación" y "tiene como primer objetivo el financiamiento de los servicios de educación públicos y como segundo la asistencia social en los municipios".

Además, aclaró que de ese tributo "quedan exentas del impuesto las transmisiones de bienes que en conjunto no superen los tres millones de pesos".

Finalmente, sobre el tributo en el ámbito portuario, ARBA explicó que "la aplicación de esta medida procura garantizar los fondos necesarios para generar mas obras de infraestructura y mejores servicios en los puertos", mientras que "el financiamiento posibilitará encarar las grandes obras pendientes de dragado y las de conectividad de los mismos con las áreas de consumo y producción".

Comentá la nota