La Provincia sale a cubrir con 30 millones las deudas de EDECAT

El Gobierno invoca la necesidad de preservar el servicio público como justificación del salvataje económico.
Treinta millones de pesos saldrán de las arcas provinciales en calidad de préstamo a la empresa distribuidora de energía EDECAT, en virtud del "contrato de mutuo dinerario" firmado entre el ministro de Hacienda, Mamerto Acuña, y el presidente del directorio de la energética, Oscar Andreatta, que, a su vez, fue refrendado por el Gobernador.

Pese a que en varias oportunidades, los responsables del área de Servicios Públicos de la Provincia habían remarcado la constitución privada de EDECAT -más allá de la intervención estatal- y por tanto su imposibilidad de ser asistida por el Estado, el discurso oficial cambió, obligado por el ahogo financiero de la empresa cuyo servicio corría riesgo a raíz de una abultada deuda -que crece mes a mes- con Cammesa, empresa que comercializa la energía en el mercado mayorista.

El decreto 1274/09 invoca "la especial situación jurídica en que se encuentra EDECAT, que le impide acceder a fuentes de financiamiento destinadas a solventar sus costos operativos" y señala que "con el objeto de garantizar la continuidad y regularidad del servicio, la Provincia en su calidad de poder concedente y titular del servicio público de energía eléctrica resuelve otorgar un préstamo dinerario en concepto de asistencia financiera a la prestataria".

El decreto especifica que el pago de la deuda con Cammesa es el único destino que podrá tener el dinero que, a partir de diciembre, el Gobierno desembolsará mes a mes a favor de EDECAT.

De acuerdo con el contrato firmado por Acuña y Andreatta, la Provincia desembolsará mensualmente un máximo de 3 millones de pesos para que EDECAT salde su deuda con Cammesa en función del plan de pago de una mora que se arrastra desde hace algo más de un año y que ya había alcanzado los 30 millones de pesos.

A raíz de esa deuda, Cammesa había anunciado incluso la restricción de la cantidad de energía que enviaría a la provincia.

El contrato establece que la devolución del préstamo se realizará "en 12 cuotas iguales y consecutivas con vencimiento la primera de ellas a los 30 días de cancelado el plan de facilidades de pago celebrado entre EDECAT y Cammesa, que incluirán intereses compensatorios" establecidos por el Banco de la Nación.

La información ya había sido admitida por el propio Gobernador, pero recién a principios de mes se publicó el decreto y el contrato en el Boletín Oficial.

La decisión de salir al salvataje de EDECAT se produjo casi en forma paralela a que el ENRE concretara una audiencia pública para poner a consideración de los usuarios un incremento de la tarifa energética, que la empresa pretendía fuera del orden del 70%.

Si se tiene en cuenta que el aumento se otorgará (no en el porcentaje pretendido por la empresa, pero sí en un monto promedio al 30%), la empresa recibiría un alivio financiero por dos vías: los usuarios y el préstamo oficial.

PRÉSTAMO

La Provincia financiará a EDECAT con un préstamo de 30 millones de pesos.

El dinero se otorgará en cuotas mensuales de no más de 3 millones y con un único destino: el pago de la deuda que EDECAT arrastra con la mayorista Cammesa.

EDECAT debe reintegrar el monto, más intereses compensatorios, en 12 cuotas iguales una vez que culmine el plan de pagos a Cammesa.

Antes de que el Gobierno decidiera salir al salvataje de EDECAT, varios de sus funcionarios habían remarcado que era imposible "financiar" a una empresa privada.

La deuda de la distribuidora local con Cammesa asciende a 30 millones. La mayorista ya había amenazado con restringir los envíos de energía a

Comentá la nota