"En la provincia rige un sistema de miedo que hay que vencer"

El candidato a gobernador habló en exclusiva con EL LIBERTADOR sobre "el acuerdo político y social" que está construyendo. Consideró necesario recuperar la credibilidad de la sociedad.
El gobierno tiene un criterio economicista, para el cual los correntinos no somos ciudadanos, sino un número". Definiciones como esta surgieron durante la entrevista concedida ayer a EL LIBERTADOR por Ricardo Colombi, el ex gobernador radical que frenó un largo ciclo conservador en la Provincia.

Durante la charla mantenida en su búnker político, ratificó la candidatura de Carlos "Mono" Vignolo para la Intendencia de la Capital, y tuvo conceptos elogiosos para Pedro Braillard Poccard. Cree que será inevitable una segunda vuelta electoral, en la que vaticinó un "síndrome Menem", lo que sería capitalizado exitosamente por su agrupación Encuentro por Corrientes (ECO).

Comparando la realidad local con otras provincias, incluso vecinas, consideró necesario un "cambio de mentalidad" en Corrientes.

El diálogo con EL LIBERTADOR se desenvolvió en los términos que siguen a continuación.

-¿Cómo definiríamos al frente Encuentro por Corrientes (ECO)?

-Ahora con la incorporación del Partido Popular y del autonomismo, hemos conformado lo que yo denomino un acuerdo político y social.

-Un nuevo socio como Pedro Braillard Poccard habrá sorprendido a más de uno.

-Para nosotros no es nuevo esto de destacar la personalidad de Braillard Poccard. Ya en 2005 destacábamos sus cualidades personales y sus valores. Pudo haber caído en la órbita de las críticas políticas, de las cuales nadie está exento; pero ningún ciudadano pudo acusarlo ni imputarle irregularidades de tipo penal. Esto siempre lo hemos dicho.

-¿Y considera que puede aportarle votos a ECO?

-Hemos hecho mediciones, y su partido, con Pedro a la cabeza, registra un piso superior al 42 por ciento.

-¿Y el Partido Autonomista?

-Forma parte de la planificación de nuestro Frente de ir sumando distintas expresiones del arco político. Con los autonomistas hemos acordado entre cuatro a seis puntos básicos que, entre otros ítems, incluyen la necesidad de la reforma del Estado.

-¿Estos acuerdos electorales se van a traducir en lo inmediato en la acción legislativa?

-Bueno, ahora tenemos un proceso electoral en el medio, y seguramente estaremos abocados muy intensamente a eso. Pero indudablemente este acuerdo va a tener expresión legislativa.

EXPERIENCIAS

-En su biografía vemos que fue presidente del Centro de Estudiantes en la escuela secundaria de su ciudad, Mercedes.

-Así es. Fue una muy linda experiencia. Creo que hay que promocionar esos centros de los colegios secundarios, porque contribuyen a la formación integral de los jóvenes estudiantes, que así hacen sus primeros aprendizajes en la vida cívica. Muchas de las deficiencias que hoy se advierten en al conducta civil de los ciudadanos tienen su origen en la falta de estímulo a la participación en aquel ciclo educacional.

-¿Y esa deficiencia se traduce después en que muchos votantes jóvenes no saben muy bien qué se vota en cada elección?

-Eso y, por supuesto, las deficiencias propias del sistema educativo. En mi tiempo, y en tu tiempo seguramente (se dirige al periodista), estaba la materia Educación Democrática o Instrucción Cívica, que nos enseñaban el ABC de las instituciones de la democracia. Hoy esa enseñanza me parece que es más endeble.

EL MINISTERIO

DEL MIEDO

-En caso de acceder nuevamente a la Gobernación, ¿qué ratificaría o qué cosas nuevas haría Ricardo Colombi respecto de su gestión anterior?

-Lo primero es recuperar la credibilidad de la sociedad. La ciudadanía piensa hoy que todos los políticos somos iguales. Hay un sistema de miedo que prepondera en la Administración Pública, y la población cree que todos los dirigentes de alguna manera somos una variante de ese sistema.

-¿Miedo? ¿A raíz de qué surge ese miedo?

-Se manifiesta con diversas formas de presión: con la toma de asistencia a los actos que promueve el oficialismo; con las persecuciones en los ámbitos de la Educación, de la Seguridad; con la censura a la prensa…

-¿Y cómo se supera esa situación?

-Restableciendo el diálogo y los mecanismos que garanticen la igualdad. Sabiendo que cualquiera puede acercarse al funcionario, desde el gobernador para abajo, sabiendo que es un igual que está para servirle, no un personaje al que hay que tenerle temor.

Comentá la nota