La provincia más rica de la Región Centro fue Santa Fe

Los especialistas de Tribuna Económica y Política dieron a conocer el dato, que surgió de un informe oficial que elaboraron técnicos del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec).
El Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec) publicó en octubre pasado un trabajo comparativo en el cual se muestra la evolución del Producto Bruto Geográfico (PBG) de todas las provincias argentinas. Allí se refleja el desarrollo de la producción de bienes y servicios de todos los Estados argentinos desde 1993 hasta 2006 (a valores constantes de 1993), en las que hubo dos tipo de cambios diferentes: convertibilidad y la actual estructura monetaria.

Se pudo observar que Santa Fe es la provincia más rica de la Región Centro con un Producto Bruto Geográfico de 25.789 millones de pesos en 2006, o sea, un PBG per cápita de 8.061 pesos. De esa manera se relegó a Córdoba al segundo lugar, con sus 24.871 millones de pesos PBG, que significan 7.576 pesos per cápita (23 por ciento). El tercer lugar lo ocupa Entre Ríos con 6.727 millones de pesos y 5.472 pesos per cápita para sus habitantes.

El objetivo del trabajo oficial que dio a conocer Tribuna Política y Económica fue analizar, a partir de los datos del Producto Bruto Geográfico publicados por las direcciones provinciales de estadística, la evolución de la estructura económica de las 24 provincias argentinas. En particular, se estudian aspectos relacionados con la distribución actual del producto entre las diferentes jurisdicciones, la estructura productiva vigente según la agrupación en sectores productivos y el desempeño económico en términos del PBG observado en el período 1993-2006.

En tal sentido, el PBG es un indicador sintético del esfuerzo productivo realizado en el territorio provincial en un período de tiempo determinado y es equivalente a lo que a nivel país en su conjunto se conoce como Producto Bruto Interno (PBI). Es decir, representa el resultado neto de la actividad productiva de los establecimientos localizados en su territorio, independientemente de que los factores primarios (trabajo, capital, empresa) pertenezcan a residentes o a no residentes de la misma.

A nivel provincial, el método que se utiliza para el cálculo del PGB es similar al que se utiliza para el cálculo del PBI y se lo conoce como "enfoque de la producción". En términos generales, consiste en calcular el Producto Bruto Geográfico como diferencia entre el valor de las producciones obtenidas en la provincia, menos el correspondiente a los insumos utilizados para ello.

Comportamiento regional

El Producto Bruto Geográfico de la provincia de Santa Fe alcanzó en 2006 la suma de 25.789 millones de pesos, en el acumulado de 13 años de mediciones. Eso significó un aumento del 38 por ciento respecto de 1993, a una tasa promedio anual del 2,5 por ciento.

Según el detallado informe, la economía santafesina fue afectada por la crisis mexicana (1995) pero fundamentalmente por la crisis de la convertibilidad (1998-2002), ya que en ese último período el PBG se derrumbó nada menos que un 10 por ciento.

No obstante, con el repunte de la economía global, a partir de 2003 se inició la recuperación del PBG provincial y en cuatro años acumuló un espectacular crecimiento del 31 por ciento, lo cual posibilitó cerrar 2006 un 19 por ciento por arriba del nivel observado en 1998. A precios constantes de 1993, el PBG per cápita alcanzó su mínimo valor de 6.307 pesos en 2002 y su máximo valor en 2006, con 8.061 pesos (un incremento del 28 por ciento en total).

En tanto, el Producto Bruto Geográfico de la provincia de Córdoba alcanzó en 2006 la suma de 24.871 millones de pesos, en el acumulado de 13 años, es decir, hubo un aumento del 39 por ciento respecto de 1993 a una tasa promedio anual del 2,6 por ciento.

A lo largo de la serie, el PBG se contrajo un cinco por ciento en 1995 y un 10 por ciento entre 2002 y 1998 (comienzo de la última recesión). Es decir, el derrumbe de la economía fue de tal magnitud que en 2002 el PBG cordobés era prácticamente el mismo que en 1994. Sin embargo, a partir de 2003 –como ocurrió en todo el país– la vecina economía retomó la senda de crecimiento y en menos de tres años pudo recuperar los niveles previos a la crisis.

De esa manera, el resultado para 2006 a valores constantes indicó que el PBG de la provincia de Córdoba registró un crecimiento del orden del cinco por ciento respecto de 2005. Entonces, a precios constantes de 1993, el Producto Bruto Geográfico per cápita alcanzó su mínimo valor de 6.171 pesos durante 1995 y su máximo valor en 2006, con 7.576 pesos (lo cual representó un 23 por ciento más).

El PBG de la provincia de Entre Ríos alcanzó en el año 2006 la suma de 6.727 millones de pesos, un aumento del 51 por ciento respecto de 1993, a una tasa promedio anual del 3,2 por ciento.

Además, aunque la economía entrerriana tuvo un desempeño negativo durante el período 1998-2002, la caída (del nueve por ciento) no fue tan pronunciada como en el resto de las provincias. A partir de 2003 el PBG comenzó a crecer con fuerza y en sólo un año estuvo muy cerca de alcanzar el nivel de 1998. En el 2006 ya había acumulado un 35 por ciento de crecimiento respecto de 2002.

A precios constantes de 1993, el Producto Bruto Geográfico per cápita alcanzó su mínimo valor de 4.182 pesos durante 1993 y su máximo valor en 2006, con 5.472 pesos por habitante, o sea, un 31 por ciento de incremento.

Los tipos de cambio

Entre 1993 y 2001 la economía argentina se expandió alrededor de un 12 por ciento, a una tasa promedio anual de apenas el 1,4 por ciento. Las jurisdicciones que mostraron un mayor dinamismo durante ese período fueron aquellas dotadas de recursos mineros y petroleros.

Precisamente, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Catamarca registraron un crecimiento promedio anual superior al 3,9 por ciento.

Sin embargo, el atraso cambiario que alteró los precios relativos y que restó competitividad a la economía en general, dificultando la producción y exportación de bienes, generó un avance en la participación de los sectores productores de servicios en detrimento de los sectores productores de bienes.

El contexto económico posterior a la devaluación de 2002 modificó dichos precios relativos, favoreciendo nuevamente la producción de bienes y revirtiendo en gran parte la tendencia observada en el período anterior (de convertibilidad). A partir de allí, se inició una etapa de fuerte recuperación y crecimiento de la economía.

En efecto, la economía nacional registró un crecimiento del 8,4 por ciento promedio anual entre los años 2002 y 2006. En tanto, Mendoza fue la provincia que más incrementó su PBG, con un alza del 12,9 por ciento promedio anual. Por detrás se ubicaron San Juan, ciudad Autónoma de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires, con subas de entre 9,6 y 11,2 por ciento de promedio anual.

Por último, el informe del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec) mencionó que tanto Santa Fe como Córdoba elevaron considerablemente su tasa de crecimiento entre los períodos analizados. Sin embargo, en el caso de la provincia de Córdoba, pasó de crecer por sobre el promedio del país (en convertibilidad) a ubicarse muy por debajo del mismo.

Comentá la nota