La Provincia reglamentó la ley de certificados ambientales petroleros

Establece los requisitos que deben cumplir las empresas para obtener el permiso que se debe renovar anualmente. Tienen 90 días para hacer el trámite.

Las firmas deberán presentar un listado de insumos químicos y aditivos utilizados en sus actividades.

Neuquén > El Ejecutivo provincial reglamentó la Ley Nº 2.600, que establece los requisitos legales que deberán cumplir las petroleras en la obtención del Certificado de Aptitud Ambiental de la Actividad Hidrocarburífera (CAAAH).

A partir de ahora, las empresas que ya están desarrollando actividades tendrán un plazo de 90 días para solicitar y obtener el CAAAH. Mientras que las firmas que quieran empezar a trabajar en el sector deberán tramitar el certificado luego de los 180 días de iniciada su actividad.

Para obtener el Certificado, las empresas deberán presentar Informe de Monitoreo Ambiental Anual, y, en carácter de declaración jurada, el Plan de Gestión Ambiental Anual (PGAA) implementado en cada área de concesión.

Además, los municipios de Primera Categoría que firmen un convenio con la Provincia y que tengan en vigencia sus Cartas Orgánicas tendrán a su cargo el control, supervisión e inspección de las actividades y extenderán constancias del control ambiental que las empresas deberán presentar ante la Autoridad de Aplicación (la Subsecretaría de Medio Ambiente de la provincia) para la obtención del CAAAH. Mientras que en las comunas que no adhieran a la Ley 2.600 las tareas quedarán a cargo de la Provincia.

El Certificado de Aptitud Ambiental deberá renovarse anualmente, previa la presentación de los certificados de inspección favorables y el pago de la tasa ambiental, cuyo valor será fijado por el Poder Ejecutivo Provincial. Los Municipios podrán percibir de las empresas tasas de inspecciones ambientales.

La Subsecretaría de Medio Ambiente y las comunas emitirán Constancias de Control Ambiental en forma trimestral, para evaluar las acciones que se desarrollan dentro del PGAA.

Registro

También se creó el Registro de Control Ambiental de la Actividad Hidrocarburífera, en el ámbito de la Subsecretaría de Medio Ambiente, en el que deberán inscribirse las empresas que desarrollen actividades de reconocimiento, exploración, perforación, explotación de hidrocarburos líquidos o gaseosos, su almacenamiento y/o transporte, en Neuquén.

La información que deberán presentar las firmas para inscribirse en el registro son: la ubicación del área de concesión con las coordenadas de los pozos en producción (primaria o secundaria), pozos abandonados (definitivos y temporarios), baterías, separadoras, plantas deshidratadoras, tanques de almacenaje y planos georeferenciados de gasoductos y oleoductos hasta el punto de carga/entrega, ubicación de los sitios de disposición temporal o final de residuos, plantas de incineración y de lavado de tubos, de las bases operativas.

También se deberá precisar la producción anual de crudo, el número de pozos, la capacidad de tanques de almacenaje de hidrocarburos, de carga y/o transporte de hidrocarburos, la red de transporte de hidrocarburos que se encuentren en especificaciones comerciales, con longitudes, diámetros y capacidades, y los caudales de agua de producción generada, caudal de agua reinyectada en recuperación secundaria, pozos sumideros.

Los derrames

En caso de que haya un incidente ambiental, la empresa está obligada a notificarlo a las autoridades dentro de las 48 horas.

Neuquén > La reglamentación de la Ley 2.600 establece que en la ejecución de las operaciones hidrocarburíferas de perforación, workover y pulling de pozos se deberán aplicar las medidas preventivas necesarias para que los goteos y derrames que se produzcan, sean recolectados en forma inmediata.

Para ello será necesario colocar colectores o material absorbente o recipiente de goteo bajo las conexiones que tengan fugas durante el proceso de sus operaciones.

Cuando los derrames sean mayores o importantes se deberá recolectar el suelo impregnado y trasladarlo al repositorio del yacimiento más cercano.

Las empresas están obligadas a reportar a las Municipalidades y a la Subsecretaría de Medio Ambiente cualquier hecho accidental, imprevisto o siniestro que provoque algún perjuicio, actual o potencial al medioambiente dentro de las 48 horas de producido.

Además, las firmas deberán presentar anualmente a las Municipalidades y a la Autoridad de Aplicación, un listado de insumos químicos y aditivos utilizados en las etapas de exploración, perforación, terminación y deshidratación, indicando cantidad utilizada y nomenclatura que permita su fácil identificación y categorización, como peligroso o no, según las normativas vigentes.

Comentá la nota