Provincia sin recursos para pagar sueldos de septiembre

Durante los últimos días se escuchó a varios intendentes bonaerenses reclamar mayores fondos para solventar las cuentas de sus municipios.
La preocupación de los jefes comunales fueron trasladadas directamente al gobernador, Daniel Scioli, quien se comprometió a buscar un financiamiento a través de Nación para que los municipios no presenten un déficit superior al que pronostican actualmente.

El propio ministro de Economía bonaerense, Alejandro Arlía, les reconoció a los jefes comunales que la coparticipación que se envía a los distritos cayó un 3%, y que esa situación iba a mejorar rumbo a diciembre.

Sin embargo, las cuentas del Gobierno bonaerense se encuentran vacías para septiembre. Fuentes del Ministerio de Economía de la Provincia explicaron a LaTecla.info que la Provincia aún no tiene los fondos para poder pagar los salarios de septiembre, y mucho menos, los recursos para afrontar un incremento salarial o el pago de aguinaldo dentro de cuatro meses.

El sostenimiento económico del Gobierno provincial fue hasta el momento el Banco Provincia, quien destinaba recursos para "tapar" los baches financieros. Pero ahora, el Ejecutivo alcanzó el tope de préstamos que puede otorgar el BAPRO, debido a que mayor financiamiento podría producir problemas con el Banco Central.

Ya en junio –antes de las elecciones legislativas-, el Estado nacional debió asistir a la Provincia con mil millones de pesos para pagar sueldos y aguinaldos. La ayuda financiera fue para no alarmar a los bonaerenses en plena contienda electoral.

Actualmente la situación es más complicada. Scioli planteó el problema estructural que tiene en materia financiera, y solicitó de "suma urgencia" un aporte de Nación para cerrar el año.

Según las especulaciones de Economía, "la Provincia debería tener entre 2.500 y 3 mil millones de pesos para no tener sobresaltos en el pago de salarios y aguinaldo de acá a diciembre". Pero la no confirmación del envío de dinero por parte del Gobierno nacional preocupa a los funcionarios bonaerenses.

Más allá de tener ese monto adicional, el Ejecutivo provincial tampoco podrá afrontar pagos a proveedores y contratistas. Se estudia la posibilidad un mecanismo de bonos para palear esta situación.

El panorama financiero provincial es crítico, pero otras 14 provincias se encuentran en la misma situación.

"Lo que pasa con otras provincias es que el monto para asistirlas es menor a la de Buenos Aires. Por ejemplo, en Chaco con 30 millones se resuelve el problema, mientras que nuestra Provincia necesita 2 mil millones", resumen los economistas de la cartera de Arlía.

Comentá la nota