La Provincia quiere invertir $20 millones en una usina

Permitirá la generación eléctrica local, según lo había prometido Brizuela del Moral.
A pocas semanas que el gobernador Eduardo Brizuela del Moral ratificara que la Provincia buscará la generación local de electricidad, el Ministerio de Obras y Servicios Públicos incluyó en el Presupuesto 2010 la construcción de una central térmica de 30 MG, a un costo de 20 millones de pesos.

Esta usina, la primera de su tipo que tendrá Catamarca, será instalada básicamente para reforzar el abastecimiento del Valle Central, permitiendo superar el modelo de dependencia exclusiva del Sistema de Interconexión Nacional.

La efectiva concreción estará sujeta a la aprobación de los préstamos que la Provincia planea tomar el año próximo.

Hasta ahora, el Gobierno había realizado algunas experiencias de generación de luz, como la recuperación de las centrales hidroeléctricas del interior. Una de ellas es la que ya está operativa en La Carrera, Fray Mamerto Esquiú.

Sin embargo, los técnicos oficiales consideraron que si se quiere apostar en serio a este tipo de iniciativas, debía construirse una central que genere suficiente energía para cubrir el servicio de distribución eléctrica, ante un faltante desde la Nación.

La importancia de tener un sistema alternativo a la provisión vigente, queda manifiesta con la crisis del servicio que se da ante cada pico de consumo.

El último episodio de este historial funesto se vivió el sábado, cuando una falla en los tendidos desde Recreo, dejó sin electricidad a todo Valle Viejo y a una parte importante de la Capital.

Por la emergencia, se decidió activar los 17 generadores instalados en la planta de rebaje del barrio 9 de julio, en el predio de la ex Cárcel y en Choya.

El aporte de energía que realizaron impidió que el apagón afectara a muchos usuarios más.

Costo

La crisis de los servicios públicos está teniendo un costo social y político importante para el gobernador Brizuela.

Es que hasta ahora no logró implementar medidas de fondo para solucionar inconvenientes que son históricos. Con cada falla en el servicio, los cuestionamientos a su administración se multiplican.

Es por eso que para el año que viene pautó una serie de obras que apuntan a revertir los problemas estructurales de la actualidad.

Entre ellas, las más importantes serán la nueva línea de alta tensión San Martín-Catamarca, la estación transformadora de Valle Viejo, y otra que se ubicará en el parque industrial El Pantanillo.

Comentá la nota