La Provincia quiere equiparar el interés punitorio a las tasas del mercado

Un proyecto del Poder Ejecutivo Provincial (PEP) quiere llevar el interés resarcitorio para los contribuyentes morosos al valor de las tasas del mercado. Además, pretende instaurar el interés punitorio para todos aquellos que obliguen al Estado a accionar en la Justicia para recaudar los tributos.
La intención del gobierno es que en medio de la crisis financiera, en la que se hace complicado acceder al crédito, los contribuyentes no se tienten a dejar de pagar sus obligaciones fiscales para financiarse. Además, la desaceleración del crecimiento económico ha provocado una disminución del incremento de la recaudación.

El proyecto, sin embargo, podría generar polémica. Tal como está planteado, autoriza a la Dirección General de Rentas (DGR) a aumentar el interés a más del triple. Si actualmente la legislación prevé que se cobre según el promedio de tasas del Banco de la Nación (hoy fijado en un 1,5% mensual), la norma establece que la DGR podrá llevarla hasta el doble de la tasa más cara para operaciones comerciales de esa entidad crediticia (que es la de préstamos para descubiertos, hoy en 2,84%). Esto es que, si quisiera, Rentas podría subir el interés resarcitorio del 1,5% mensual que cobra en la actualidad, hasta el 5,5% por mes.

En diálogo con Nuevo Diario, el director de la DGR, Diego Dorigato, explicó que, en principio, quieren equiparar sus tasas con las que utiliza la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), esto es, del 2% mensual para la resarcitoria, y del 3% para la punitoria.

"Queremos aggiornar la tasa a los valores de mercado para que no se financien mediante el incumplimiento de sus obligaciones", explicó Dorigato.

Consultado sobre si no era una medida extrema el hecho de poder llevar el interés hasta el 5,5%, el funcionario entendió que "el contribuyente tiene que tener la sensación de que es un riesgo no pagar sus impuestos".

Punitorio

A su vez, y en la búsqueda de evitar que lleguen a la Justicia los incumplimientos de las obligaciones fiscales, Dorigato apoya la creación de una tasa de interés punitoria que sea superior a la resarcitoria.

Además de desalentar el "desatendimiento de las obligaciones", Dorigato pretende de alguna forma recuperar los gastos causídicos que tiene que afrontar el estado cada vez que sde judicializan problema fiscales.

Finalmente, el proyecto que podría tratarse mañana en la Cámara de Diputados, fija cuál será la tasa que el gobierno le deberá retribuir a los contribuyentes cuando haya casos de repetición de tributos (cuando se pagó dos veces). En este caso, la tasa que deberá abonar el Estado no podrá superar a la más baja del Banco de la Nación.

Comentá la nota