La Provincia puso $ 270 millones y está a un paso de destrabar el conflicto docente

Los maestros de Río Cuarto aceptaron ayer la oferta salarial del Gobierno que contempla una mejora del 10% en blanco. La mayoría de los departamentos siguió esa tendencia, salvo Capital. Se define el lunes
La Provincia hizo dos movimientos de dinero en la última semana para intentar destrabar definitivamente el conflicto educativo con el que comenzó el ciclo lectivo. Primero se diseñó una fuerte reducción del gasto público que alcanzará los 200 millones de pesos previstos en el presupuesto, y por el otro, a esa suma ahorrada le agregará 70 millones para financiar la mejor oferta que hasta aquí le hizo a los dirigentes gremiales de la UEPC: un aumento del 10% en blanco para los salarios.

Así, el ministro Walter Grahovac que junto al gobernador Juan Schiaretti habían insinuado hacia fines de febrero que no estaban en condiciones de ofertar ni siquiera el 8% de aumento previsto en el presupuesto para este año, terminaron acercando su postura al reclamo docente del 15,5%.

Ayer, tal como adelantara PUNTAL, los docentes de Río Cuarto terminaron aceptando por amplia mayoría la oferta en medio de una asamblea que contó con momentos de fuerte discusión entre los delegados. Algunos reclamaron a la conducción del sindicato haber llevado a Córdoba, en el último plenario, un mandato que modificaba lo dispuesto en la asamblea local. Algo similar ocurrió también en la asamblea informativa del miércoles pasado.

Lo cierto es que de las 72 escuelas que mandaron sus decisiones a la asamblea, 61 estuvieron a favor de aceptar la mejora salarial aunque reconociendo que es escasa y pidiendo que haya continuidad en las negociaciones para alcanzar otra mejora antes de fin de año. La Provincia buscará hacer constar en el acta que lo pactado es anual, de tal forma de despejar de conflictos el año.

“Se sabe que el dinero logrado es poco, pero es dinero en blanco que va a alcanzar a los jubilados y es más de lo que comenzaron ofreciendo”, remarcó en varias oportunidades María Inés Castresana, secretaria general del sindicato docente en Río Cuarto. En realidad, los dirigentes también perciben que hay escasa capacidad de movilización y eso resta posibilidades en una negociación de mayor alcance.

“El aumento consiste en un 10% al básico, 100 pesos al cargo testigo y de ahí de manera proporcional a todos los cargos y horas cátedra que tiene en el nivel medio y superior. La suba sería a partir del mes de marzo y hasta diciembre”, dijo Juan Simes, secretario adjunto de la UEPC local.

Con esto, un director de escuela recibirá una recomposición de $ 400, un inspector tendrá $ 500 más, mientras que un docente de nivel inicial tendrá como mínimo un incremento de $ 150.

“Estamos pretendiendo que no sea una sola discusión anual. Creemos que ante la junta ejecutiva provincial podemos dicutir en otro momento. Para que ante cualquier escapada del dólar, de inflación, estemos los trabajadores docentes afuera en la calle reclamando mejoras”, agregó Simes.

Si los maestros terminan aceptando el lunes en Córdoba, en el plenario de todos los departamentos de la provincia, el Gobierno también logrará desactivar un frente de gremios estatales que preparaba una marcha provincial para el próximo miércoles, liderada por el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) y los judiciales. Los docentes todavía no habían confirmado su participación en esa movilización, pero se descontaba su presencia si hasta ese momento no se lograban avances en las negociaciones.

Para el lunes, ya se anticipa otra fuerte discusión en la asamblea provincial del gremio, en especial porque la jurisdicción más importante, la de Capital, rechazó el ofrecimiento. A favor del acuerdo ya están Río Cuarto, Tercero Arriba, San Justo y Colón, entre otros.

Comentá la nota