Provincia: ya no se puede fumar en lugares cerrados

Restoranes, shoppings y oficinas públicas sin humo
Se levantan nuevos obstáculos para casi 2,7 millones de bonaerenses fumadores. Y se abre una endija de aire puro para casi el 65% de la población que rechaza el hábito. La Provincia reglamentó la denominada "ley antitabaco", que prohibe encender cigarrillos en oficinas o dependencias públicas, comercios, medios de transporte, teatros, cines y shoppings. Además, establece restricciones para bares, restoranes y confiterías: sólo en los locales con más de 100 metros cuadrados de superficie se podrán habilitar sector para fumadores. Pero deberán construir tabiques o módulos divisorios equipados con sistemas de ventilación.

La normativa contempla sanciones para los directores de organismos públicos o los responsables de las empresas infractoras. La condena va desde los 1.375 pesos hasta un máximo de 5,5 millones de pesos para las empresas tabacaleras consideradas reincidentes. Es que la ley "chau pucho" también limita la venta, comercialización y publicidad de productos derivados del tabaco.

"Este es un primer paso. El objetivo es alcanzar una legislación 100% libre de humo", dijo a Clarín el ministro de Salud, Claudio Zin.El funcionario había impulsado una norma con esas características, pero no pasó el filtro de la Legislatura. En octubre del año pasado, diputados y senadores flexibilizaron la propuesta y se votó la norma que ahora está vigente.

Buenos Aires se incorpora a otras jurisdicciones que tienen leyes contra el consumo de tabaco como la Capital Federal, que comenzó a poner en marcha restricciones en 2006. "Buscamos un marco legal similar al porteño para combatir juntos el consumo", aseguró Zin. También en el Congreso nacional se estudia una legislación restrictiva, pero está demorada en su tratamiento.

La decisión provocó rechazo empresario. El presidente de la Cámara Gastronómica Hotelera de La Plata y la Región (nuclea a 5.000 establecimientos), Mario Aguilar, evaluó que "esta medida representa la quiebra de centenares de locales que no podrán adaptar sus instalaciones". El directivo dijo que nunca fueron consultados. Al empresario lo preocupa la actitud de los fumadores: "tendremos que contener a los clientes que se sientan excluidos".

En el otro extremo, en la Provincia hay doce municipios que tienen leyes 100% libres de humo: Berazategui, Tres Arroyos, Coronel Suárez, Pigué, Bahía Blanca y Olavarría, entre otros (seguirán con sus ordenanzas). También en Mar del Plata hay una normativa, aunque menos exigente. En el resto del país, Santa Fe, Tucumán, Córdoba, Entre Ríos, Neuquén y Mendoza son libres de humo.

A partir de hoy, en la Provincia los controles comenzarán en dependencias estatales. Los directores de área serán responsables del cumplimiento. La autoridad de aplicación será el Ministerio de Salud y los inspectores de los 134 distritos bonaerenses. "Tenemos 20 agentes en la dirección de fiscalización, pero se sumarán los agentes municipales", dijo a Clarín, el responsable de Prevención Sanitaria, Alejandro Costa.

Las sanciones están representadas en el valor del paquete de cigarrillos de industria nacional más caro. Las penas más severas son para los infractores a la prohibición de publicidad. Las tabacaleras no podrán auspiciar eventos, publicar avisos en diarios, radio y TV o colocar carteles en vía pública. Para los empresarios reincidentes se contempla un máximo de un millón de atados (casi 5,5 millones de pesos).

Además, a partir de ahora las obras sociales y las prepagas estarán obligadas a cubrir a sus afiliados los tratamientos "conductivos o farmacológicos" para curar la adicción al tabaco. Y el Estado deberá realizar campañas para disminuir el consumo que alcanza al 33% de la población. Según un estudio oficial, el tabaquismo provoca 25 mil muertes al año.

Comentá la nota