La Provincia pretende evitar embargos con una nueva ley

Alperovich dijo que se trabaja en un proyecto a partir de un fallo adverso de la Justicia. El gobernador aseguró que sin otra norma, el principal problema será la posible falta de pago de los sueldos. Justificación de un ministro.
Tucumán continuará en situación de emergencia económica hasta el 31 de diciembre de 2011, pero no mediante la prórroga de la legislación vigente, sino a partir del dictado de nuevas normas. El gobernador, José Alperovich, dio ayer ese anuncio.

"Se está haciendo una nueva ley, no es la misma, no es una prórroga. Va a ser una nueva ley de emergencia económica, porque (a la que rige actualmente) la Corte la ha declarado inconstitucional. Entonces, tenemos que hacer una nueva ley", explicó el mandatario a la prensa.

Originalmente, el oficialismo planeaba, mediante un proyecto del titular del bloque Tucumán Crece, Roque Tobías Alvarez, prorrogar la ley 6.987 (data de 1999) y 6.995 (es de 1998). La primera declara inembargable los recursos de la Provincia y la segunda hace lo propio respecto de los municipios y de las comunas. A partir de ello, el Estado paga sus deudas consolidadas no en efectivo sino con títulos.

Justamente, el titular del Poder Ejecutivo insistió en que lo que se busca es conjurar cualquier posibilidad de que se embarguen las cuentas públicas para pagar juicios de particulares y de proveedores contra el Estado. "De lo contrario, la Provincia estaría en un grave problema, porque no podría pagar los sueldos. Para no tener problemas, toda la deuda que estamos pagando, que es la deuda vencida que viene de hace muchos años, la estamos cancelando cuando el juez dice cuánto hay que pagar. Yo podría ser mucho más barato con la negociación mano a mano, pero siempre se pensaría mal, que habría arreglos bajo la mesa; entonces he decidido, aunque tengo que pagar más caro, que sea la sentencia la que me diga cuánto hay que pagar para hacer más transparente la gestión, porque mucha de la deuda se podría haber arreglado mejor trabajando mano a mano con los acreedores" (sic), aseveró.

Nuevo escenario

El ministro de Economía, Jorge Jiménez, manifestó a LA GACETA que la necesidad de dictar una nueva ley de emergencia económica responde a cambios en el escenario económico y financiero. "Dos son las variables principales. La primera es que, a raíz de la crisis argentina de 2001 y del actual crack financiero mundial, no hay posibilidad de acceder al crédito. La otra es la abrupta caída de los recursos tributarios de orden nacional", puntualizó.

Justamente, Alperovich aseveró que la Provincia recibió de la Nación $ 250 millones menos de coparticipación federal de impuestos. Y adelantó que la nueva norma se sancionará el próximo 18 en la Legislatura.

Comentá la nota