La Provincia postergó los pagos a 120 días

La Provincia postergó los pagos a 120 días
El ministro de Economía Ángel Sciara confirmó a Sin Mordaza que anunciaron a los contratistas que cobrarán cada 120 días y reprogramarán las obras públicas por la crisis financiera que afecta al Estado. El funcionario declaró que no cree que por esta metodología de pago pueda haber puestos de trabajo en riesgo.
Sciara declaró a Sin Mordaza la difícil situación financiera que atraviesa la provincia debido al impacto de la crisis que motivó una urgente reunión con los contratistas del Estado, y dijo: "Estamos redefiniendo la obra pública en la provincia, estamos tratando de no parar ninguna obra y establecer una reprogramación de los pagos con los contratistas para que ellos mismo no vean afecta su propia administración financiera. Este es un juego en el que tenemos que ser claros, serios y responsables entre el sector público y el sector privado y creo que hay una enorme comprensión de parte de todos los contratistas de que estamos viviendo en un mundo que no nos es ajeno, ni a ellos ni a nosotros, en consecuencia exigir al estado algo que ellos no pueden hacer por si mismo me parece que es un despropósito, pero en ese sentido estamos muy bien encaminados. Tenemos un excelente diálogo y encontramos maneras de poder pasar esta situación complicada que está viviendo la provincia y el país en su conjunto".

Sobre el encuentro con los empresarios, mencionó que "hemos tenido una reunión con los contratistas y les hemos explicado que estamos todos en un mismo barco que es el país y que estamos todos sufriendo las mismas circunstancias de la crisis en consecuencia ellos mismos no le pueden pedir al estado lo que ellos no pueden hacer con sus proveedores y contratistas".

Preguntado sobre cómo recibieron el anuncio, declaró: "Naturalmente los contratistas no recibieron esto con alegría pero creo que estaban esperando que dijéramos lo que dijimos, primero para tener certeza y poder programar sus propios negocios y nosotros estar convencidos que cada 120 días vamos estar en condiciones de hacer frente a los certificados devengados". Ante la posibilidad de generarse despidos por la situación, el ministro expresó: "A mi no me consta que por esta metodología de pago pueda haber puestos de trabajo en riesgo. Que yo sepa hoy no hay obras paralizadas y espero que no las haya. Se está trabajando en una reprogramación de obra, lo hemos conversado con ellos y es un planteo que les hemos hecho desde siempre porque con muchos nos conocíamos desde tiempo atrás y sabían cuáles son nuestras convicciones y nuestra postura en el relacionamiento entre lo público y lo privado. Creo que fue totalmente aceptada, amigable y acordar formas y mecanismos pero esta todo en orden".

Ante la consulta sobre los detalles del acuerdo, puntualizó: "La metodología es que ellos reconocen que el Estado no puede pagar en 60 días; y como estamos pagando en 120 días fijamos esa fecha como el límite para los pagos, con el agregado que si la provincia puede pagar en menos tiempo lo hará. Pero si es necesario pagar en 150 días, vamos a volver a juntarnos y decirles que reprogramemos todo porque evidentemente no podemos pagar. Esto es una manera de mantener claras negociaciones y de acuerdo entre el sector público y privado", finalizó.

Comentá la nota