La provincia podría tener microparques industriales

En el marco del Santiago Productivo, el titular de un consorcio brasileño propuso instalar módulos de entre 20 y 24 metros cuadrados dentro de un predio. En ellos, cada productor o emprendedor podría producir aislado, pero con presencia física y soporte empresarial. Un sistema exitoso en otros países.
La provincia podría tener microparques industriales

Luis Quezada, en el inicio del Santiago Productivo.

Ya se planifica en Santiago la instalación de al menos tres microparques industriales con pequeñas fábricas agroindustriales, abarcados en distintas regiones de la provincia.

El proyecto se desarrollará a partir de módulos que tienen de 20 a 24 m2 cada uno, instalados en un galpón en el que en lugar de que el emprendedor productor fabrique solo o aislado, pueda producir en "su negocio" con presencia física y soporte de acompañamiento empresarial. En el marco del desarrollo del Santiago Productivo, Luis Quezada, representante de Salón Emprendedor, que es un consorcio brasileño, se reunió ayer con el jefe de Gabinete de Ministros, Elías Miguel Suárez, y como representante de ese país le expuso un proyecto con el que actúan en toda América Latina, ya que se dedican a la implementación, creación y acompañamiento de microindustrias para emprendedores productivos y a fomentar nuevos emprendedores.

En la provincia, podría comenzarse este año con uno o dos módulos como unidad piloto.

En diálogo con Nuevo Diario, Quezada explicó que quien quiera hacer la experiencia, acceder a información sobre tecnologías y procesos productivos será acompañado para desarrollar su empresa o producto.

Experiencia en otros países

Ya tienen 10 años de experiencia en Chile, Paraguay y se espera su instalación en la Argentina, los técnicos podrán administrar y gerenciar ese microparque, que esperan sea "un ejemplo nacional".

"Santiago puede convertirse en una referencia nacional en el tema", expresó Quezada, quien dijo que proveen de maquinaria, equipamiento, tecnología y un programa de acompañamiento integral para que pueda sumarse desde un productor hasta un emprendedor urbano, y "puedan transformarse en un pequeño industrial, con tecnología, procesos y lo más importante es que el resultante de estas fábricas dé productos con alta competitividad y un poder diferenciado hacia los mercados que tienen reservas para las microindustrias. La cuestión es sólo saber posicionarse en esta guerra global y ese es nuestro trabajo", indicó Quezada.

Proyectos

Recalcó que tienen más de 200 proyectos u opciones de constituir microindustrias y hoy, a las 9, será la conferencia en el Santiago Productivo, donde demostrarán algunos segmentos de agrotransformación, tanto en las frutas, vegetales, cárnicos y lácteos, y a ejemplificar con algunos tipos de fábricas que permitan al emprendedor productivo tener la sensibilidad que es posible.

El costo del proyecto es de 8 a 10 mil dólares, ya instalado, y que pueda determinar que "es un buen negocio".

Planificación

La cantidad de fábricas podrían ser 10 ó 12, pero pueden llegar hasta 20. Indicó que la idea sería entrenar y capacitar a monitores y técnicos locales para entregar la tecnología y que puedan llevar el proyecto adelante.

Los interesados pueden buscar información en Salón Emprendedor y pueden buscar tecnologías de proceso, cómo fabricar y opciones de fábrica.

Comentá la nota