Provincia podría demorar pago de sueldos

Los estatales no cobrarían en término si la Nación dilata el envío de 372 millones para la deuda y la Caja de Jubilaciones.
El gobernador Juan Schiaretti reconoció anoche la posibilidad de demorar el pago de salarios a los trabajadores de la administración pública si la Nación no cancela, en los siete días que le quedan al mes de agosto, la deuda que mantiene con el Gobierno provincial. Durante una presentación en el Palacio Ferreyra, dijo que "si la demora de la Nación persiste, tendremos que estirar unos días más el pago de los sueldos".

En diálogo con La Voz del Interior, el ministro de Finanzas, Ángel Mario Elettore, precisó que "las jubilaciones se pagarán con normalidad" y que la demora con los activos duraría hasta que la Provincia alcance –entre recursos propios más la coparticipación– los fondos necesarios para hacer frente al pago de 126.065 salarios.

Habitualmente, la Caja de Jubilaciones paga el último día del mes para quien cobra por tarjeta de débito y los dos primeros días hábiles de cada mes a quien va a la ventanilla del banco. Son 230 millones de pesos para 89.200 jubilados y pensionados. Inmediatamente después, comienza el cronograma de los agentes activos: demanda cinco días hábiles y 360 millones de pesos.

Elettore no aventuró de cuántos días podría ser la demora ni cómo podrían escalonarse los pagos. "Al calendario lo iremos viendo más sobre la hora, según cómo termine la recaudación de agosto", precisó el ministro.

Y descartó que por el momento se esté estudiando la alternativa de las cuasimonedas. "No lo estamos analizando, pero lo cierto es que hay muchas provincias con dificultades y más graves que las de Córdoba", indicó. También negó que la admisión de la delicada situación financiera de la Provincia busque desalentar los reclamos gremiales. "No es por ellos; ésta es la situación real, no está hecho para que tomen nota de nada", aseguró. Este viernes, UEPC y SEP, que nuclean a docentes y estatales, realizarán otro paro de actividades.

Los reclamos. Los pagos que exige Córdoba obedecen a dos compromisos: la financiación del déficit de la Caja de Jubilaciones, a razón de 64,2 millones de pesos mensuales; y la refinanciación de los pagos de la deuda, que son 60 millones al mes. Cuando termine agosto, el Gobierno nacional adeudará tres meses de ambos compromisos, lo que suma 372,6 millones de pesos: incluso más que la nómina salarial de un mes.

Elettore insistió en que hay al menos 10 provincias con complicaciones, pero resaltó que Córdoba "no demoró el pago a proveedores y contratistas".

El dato que preocupa es que los atrasos con la Nación ya superan las diferencias políticas: en julio no le pagó el Programa de Administración Financiera (PAF) a nadie, y en agosto, hasta ahora, el Ministerio de Economía tampoco tiene prevista liquidación alguna.

Comentá la nota