La Provincia pidió a Macri dialogar con más "seriedad" y "sin excusas"

La polémica abierta entre los docentes de Capital Federal y la administración de Mauricio Macri que se extendió, ahora, a todo el país, refloto la disputa con el gobierno bonaerense desde donde le pidieron al Jefe de Gobierno porteño que encare el diálogo salarial con ese sector con más “seriedad” y lo conminaron a “gobernar sin excusas”.
El Jefe de Gabinete y ministro de gobierno bonaerense, Alberto Pérez, le pidió esta noche a Macri “que tenga el mismo espíritu dialoguista y la seriedad para encarar la discusión salarial” con los docentes tras aclarar que la ciudad de Buenos Aires goza de “una situación presupuestaria más holgada que la nuestra, y con un sistema educativo menos complejo”.

Fue una reacción casi reflejo a la decisión, adoptada por el resto de los gremios, de paralizar las clases en todo el país, incluida la Provincia de Buenos Aries, donde –también por cuestiones salariales, aunque ya resuelta- el calendario escolar ya perdió 8 días de clases impidiendo se cumpla con los 180 días previstos por Ley.

En declaraciones periodísticas formuladas esta noche, el ministro político de Daniel Scioli directamente conminó al jefe de gobierno porteño a “gobernar sin excusas, y encontrar las soluciones buscando el bien común”.

Las declaraciones de Pérez, se conocieron poco después de que el propio Macri, junto a su vice jefa de gobierno porteña, Gabriela Michetti y el ministro de Educación, Mariano Narodowski, reprochara la demanda de una suba salarial a los gremios docentes que –dijo- “hasta el momento no puede concretarse por cuestiones de presupuesto”.

En su defensa, Macri había dicho que su gestión esta dedicada a “administrar recursos” pero aclaró que “tenemos en la Caja del Banco menos de un mes de sueldos, con eso tenemos que pagar sueldos y los recursos”.

Frente al tenor que adoptó el conflicto, que paralizará mañana las clases en todo el país por una decisión gremial de “solidarizarse” con sus pares porteños “por al feroz golpiza” que recibieron tras una manifestación, la Provincia tomó posición, reflotando, una vez más, el sistemático tire y afloje con la administración porteña, esta vez por la cuestión salarial de los docentes.

"Desde la Provincia de Buenos Aires vemos con mucha preocupación la situación docente de la Ciudad”, aseguró Pérez esta noche. Y si bien aclaró que desde el gobierno provincial “no creemos que los paros sean una solución, ya que los que terminan perdiendo son los chicos, en una discusión que los excede” le reclamó a Macri tomar el tema “con seriedad” y “sin buscar excusas”.

Según el funcionario bonaerense, para la Provincia, “la educación es primordial y por decisión del Gobernador Daniel Scioli convocamos al diálogo a los gremios permanentemente. Fue así que alcanzamos acuerdos que garantizaron el mínimo de 180 días de clases para los chicos de la Provincia."

"Solicitamos al gobierno de Mauricio Macri que tenga el mismo espíritu dialoguista y la seriedad para encarar una discusión salarial desde una situación presupuestaria mas holgada que la nuestra y con un sistema educativo menos complejo. Hay que gobernar sin excusas y encontrar las soluciones buscando el bien común", aseguró.

Comentá la nota