La Provincia pidió a Macri que aumente controles por alcohol

Tras cerrar 150 locales por no cumplir con la ley de nocturnidad, el ministro Alvarez pidió al gobierno porteño que "se sume a la lucha"
La polémica que se desató el año pasado poco después de que la Legislatura sancionara la ley de nocturnidad entre el gobierno bonaerense y su par porteño volvió a reeditarse ayer, cuando el ministro de Desarrollo Social Baldomero Alvarez de Olivera reclamó a la gestión de Mauricio Macri que se "encare junto la Provincia" el combate contra la venta indiscriminada de alcohol.

El reclamo fue lanzado luego de que se difundiera que durante la primera quincena del mes de enero, el gobierno provincial clausuró 150 comercios por incumplir artículos de esa norma, que entre otros puntos limita la actividad nocturna a las 05.30 de la madrugada y prohíbe la venta de alcohol desde las 21 horas y hasta las 10 del día siguiente.

En paralelo, ayer se conocieron cifras sobre el preocupante aumento de consumo de bebidas en jóvenes de la capital federal que surgieron de un informe elaborado por autoridades sanitarias de ese distrito.

A través de un comunicado, Alvarez "invitó" a la administración de Macri a "trabajar en conjunto para controlar la nocturnidad".

"Vemos con preocupación que en la ciudad se estima un incremento del 50 por ciento en los casos de atención por exceso de alcohol en vía pública. Mientras que desde que aplicamos la ley de nocturnidad en la Provincia han bajado un 80 por ciento las atenciones en las guardias de los hospitales de la provincia por intoxicación alcohólica", señaló "Cacho" Alvarez.

En efecto, según un informe dado a conocer por el director de SAME, Alberto Crescenti, "a fin de año se duplicará la asistencia en la calle a personas ebrias". El funcionario explicó que en la ciudad de Buenos Aires "los chicos se reúnen en las casas y beben alcohol, después en los boliches mezclan con otras bebidas y sus cuerpos colapsan".

En contraste, dijo Alvarez, desde que se implementó la ley de nocturnidad "en los destinos de la Costa, comparado enero de 2009 con 2010, hemos logrado bajar un 20 por ciento la cantidad de intoxicados en una temporada con más turistas que la última temporada. Mientras que en la Ciudad, el mes que menos gente hay, el director de SAME habla de un incremento que duplica los casos de atención en vía pública".

"Macri debe encarar junto a la Provincia la lucha contra el exceso de alcohol. Hemos demostrado en el gobierno de Daniel Scioli que se puede encarar eficientemente esta problemática, sancionando una ley, haciéndola cumplir a través de los controles y concientizando a la sociedad", disparó el titular de la cartera social.

CLAUSURAS

Las declaraciones de Alvarez fueron difundidas poco después de que se informe que durante la primera quincena de enero, la Provincia clausuró 150 comercios en la Costa Atlántica y en el Conurbano por no cumplir con las leyes de nocturnidad que regulan el horario de ingreso y egreso a los locales bailables, además de otras restricciones en cuanto a la venta de bebidas alcohólicas.

Las clausuras se produjeron luego de constatar que los locales vendían alcohol a menores, no cumplían los horarios que establecen las leyes, despachaban bebidas alcohólicas en envases superiores a los 350 centímetros cúbicos, entre otras irregularidades.

CLAUSURAS

En la primera quincena de enero, la Provincia clausuró 150 comercios en la Costa y en distintos puntos del Conurbano por incumplir la ley de nocturnidad, vender alcohol a menores, fuera de los horarios establecidos y por haberse detectado la presencia de menores luego de las 23 horas.

Comentá la nota