La Provincia pidió cotizaciones para la impresión de los bonos

No ingresó un nuevo pago desde la Nación / Sin señales para el PAF y el convenio de la Caja en 2010 / Otras versiones dicen que Schiaretti negocia un anticipo de fondos por $ 300 millones.
La ansiedad se sigue devorando el ánimo del Gobierno provincial. Ayer, mientras se anunciaban los pagos del adicional no remunerativo y del medio aguinaldo a los estatales, se pedían cotizaciones a dos empresas para la impresión de las Leales (Letras de Autofinanciamiento Legítimo), tal el nombre que tendrían los bonos locales.

"No entró un mango. Mañana (por hoy), de todos modos, Schiaretti va a ir al acto con (la presidenta) Cristina (de Kirchner), pero es un acto sólo protocolar. Nosotros seguimos esperando, pero no puede ser que gobernar consista en mirar la pantalla a las 8 de la tarde a ver si entró dinero o no", se sinceró un alto funcionario.

Si bien se niega que exista una fecha para el eventual lanzamiento de los bonos, hay un mar de especulaciones al respecto y varias voces juegan sus apuestas a que será antes de la Navidad.

Otra corriente, en cambio, le quita dramatismo a la situación y niega la posibilidad de los bonos. Incluso, se indicó que Córdoba negociaría un anticipo de 300 millones de pesos cuando se renueve el Programa de Asistencia Financiera (PAF). El problema, claro, es que aún no hay señales al respecto.

Otra versión. En la tarde de ayer, el gobernador Juan Schiaretti diferenció la situación de Córdoba de las de otras provincias al afirmar que "no se paró la obra pública, se les paga a los proveedores y se pagan los sueldos".

El mandatario agregó que eso prueba que la Provincia "tiene voluntad y decisión de superar la crisis" y destacó ante empresarios e intendentes que este año la recaudación propia crecerá mil millones de pesos. "Pese a que la Nación nos debe 370 millones, el Estado pagará el adicional no remunerativo y el medio aguinaldo", añadió Schiaretti, durante la firma del contrato para la realización de gasoductos troncales.

Sin horizonte. Pero lo que desvela a la Provincia, además de la deuda actual, es la indefinición sobre la continuidad del PAF y del convenio por la Caja de Jubilaciones. Sin el primero, la Nación dejará de cubrir, en promedio, 80 millones de pesos que se descuentan cada mes de la coparticipación por deuda vieja. Y para Caja significa dejar de recibir 69 millones al mes. En lo que va del mes, la Nación remitió 258 millones de pesos y faltan 369 millones, incluidas las partidas que vencen a fin de año.

Comentá la nota