La Provincia pide que la Nación tome conciencia de la crisis laboral

La viceministra Ciciliani dijo que la pérdida de fuentes laborales es "constante" y que desde el gobierno kirchnerista "no se toma una medida que sería fundamental para reactivar: negociar con el campo, que es "el motor de la economía".
Sin contar el caso de Mahle, en el último mes el Ministerio de Trabajo provincial registró la caída de 300 puestos laborales, a lo que hay que sumar las desvinculaciones que se acuerdan en Tribunales y la de los empleados en negro. Suficiente para que la viceministra Alicia Ciciliani calificara de "muy preocupante" la situación.

De todos modos, la funcionaria se mostró confiada en que el conflicto más importante que hay en estos días en la región, el de Mahle, arribará a feliz término, pero pidió paciencia a los trabajadores que volvieron a cortar el tránsito en Avenida Perón al 5600: "Traspasar una empresa no es sencillo".

Ciciliani dijo que el registro diario de desvinculaciones laborales arrojan datos preocupantes y que hay "muchos conflictos" en la provincia.

Pero lo peor, para la funcionaria, es que no parece haber de parte de las autoridades conciencia de la situación. Para ella, el gobierno de los Kirchner debería sentarse "con el campo, que es el motor de la economía, y ver cómo salimos de esta situación". Pero, claro, eso suena a imposible.

En cuanto a Mahle, la candidata a diputada del Frente Progresista dijo que comprende la "angustia" de los trabajadores que volvieron a cortar la calle por las demoras en que se concrete una salida tras el cierre, pero aclaró: "Traspasar una empresa no es sencillo".

"Sabemos y confiamos en lo que nos dicen: hay tres interesados y están avanzadas las negociaciones", afirmó. Y no dejó dudas sobre su posición: "Somos optinmistas".

Comentá la nota