La provincia pide más fondos para los programas sociales

La retracción económica está impactando sobre la mano de obra de la construcción, sectores que se desenvuelven en la informalidad y cartoneros que ya no se autosustentan con la venta del cartón y plástico. La provincia elabora la reglamentación de la ley de microcréditos a la que adhirió.
Los ministros de Desarrollo Social de la Nación y de la provincia, Alicia Kirchner y Pablo Farías, respectivamente, repasaron la evolución, en el primer semestre del año, de la situación social en la provincia y cómo ésta viene golpeando a los distintos sectores.

El ministro Farías considera que los agentes de la construcción, las actividades que se desarrollan de manera informal y las familias que viven de la venta del cartón, papel y vidrio han sido los más afectados, si la evaluación se hace por sectores, en tanto el norte provincial y los aglomerados Santa Fe y Rosario, si la referencia es por regiones.

Días atrás, El Litoral publicó que estudios privados estimaban que un 30 % de la población de la ciudad capital se encuentra en situación de pobreza y de indigencia y, desde hace tiempo, la secretaria de Trabajo Alicia Ciciliani refiere, cuando analiza el panorama laboral, a la caída de actividad en los sectores informales de la economía, aunque resulta difícil medirla y tener datos certeros por la forma en que se desenvuelven estas labores.

A modo de ejemplo, en el caso de los cartoneros y carreros, Farías ubica unos 800 en la ciudad de Santa Fe y 2.000 en Rosario. "Desde la crisis internacional, la venta de los materiales extraídos de la basura, como cartón, papel, vidrio y plástico, no sólo ha caído en cantidad, sino en precio. Actualmente se paga por ellos un tercio en comparación con un año atrás", precisa. "Estas familias han vuelto a solicitar ayuda; necesitan ser asistidos, además de tener que analizar para ellos una salida de largo plazo", dijo el ministro en declaraciones a El Litoral.

Días atrás, Farías había informado que la demanda social en la provincia se había incrementado un 30 por ciento.

En la reunión de ayer con Alicia Kirchner, se conversó acerca de la imposibilidad de los gobiernos locales (comunas y municipios) y de la provincia de hacer frente solos a esta agudización del tema social. Por ello, se solicitó el incremento de partidas en los distintos programas.

"Hubo muy buena disposición de la ministra para una asistencia adicional y vamos a coordinar cómo se la puede instrumentar", indicó Farías.

El encuentro con Alicia Kirchner duró 40 minutos, pero, luego, funcionarios de ambas carteras estuvieron trabajando en los distintos temas a fin de organizar una respuesta en común.

Otros tópicos que ocupó la reunión de Buenos Aires fueron el plan para pequeños empresarios, el Banco Solidario y las experiencias recogidas con programas que procuran alternativas de autosustentación.

Farías explicó que la provincia adhirió a la ley nacional de microcréditos y ahora debe reglamentarla. La reglamentación prevé la formación de un consorcio, que fije un plan de gestión y un presupuesto, todo lo cual se elevará a la Nación para obtener el financiamiento a fin de destinarlo a los microcréditos.

Finalmente, se conversó sobre la reglamentación que está elaborando la provincia de la Ley de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes. Se analizaron los avances concretados y planes de capacitación para operadores de calle.

Comentá la nota