La provincia paralizada

Los docentes realizaron el primer paro del año al gobierno de Binner en reclamo a un aumento salarial, con un alto acatamiento y la amenaza de nuevos paros si la provincia no otorga un aumento. También se plegaron ATE y los profesionales de la salud de toda la provincia.
Además se llevan a cabo medidas de fuerza en API, Catastro, Desarrollo Social, IPEC, Vialidad Provincial y se anunciará en los próximos días un paro de municipales.

Con un amplio acatamiento al paro decretado por Amsafé, Uda, Sadop y Amet y con la discusión salarial como eje principal de los reclamos, se llevó adelante una medida de fuerza que incluyó movilizaciones en Santa Fe, Rosario y en otras localidades de la provincia.

"El acatamiento al paro fue altísimo en toda la provincia, del 99%, esto muestra que el gobierno tiene que tomar nota de que el reclamo de los maestros es en serio", precisó la secretaria general de Amsafé provincial, Sonia Alesso. Ahora esperan que el gobierno los llame a discutir el tema salarial en la mesa de paritarias, y de no hacerlo habrá una nueva asamblea de todos los docentes y no se descartan más medidas de fuerza.

El gobernador Hermes Binner dijo ayer que espera restablecer las negociaciones con los docentes y dejó claro que no se descontará el día por la huelga, pero sobre el reclamo salarial sentenció que "no hay posibilidad".

En la capital santafesina más de 3 mil maestros se movilizaron frente al Ministerio de Educación por estas demandas y en Rosario lo hicieron frente a la delegación de la Casa de Gobierno. Gustavo Terés, de Amsafé Rosario, sostuvo que "los salarios están siempre por detrás de lo que es la escalada inflacionaria. No hay un peso más hasta fin de año, eso es lo que dice el ministro Sciara. Los maestros tampoco tienen un peso. A nosotros nos toca defender a los sectores más postergados, hay una lógica de los funcionarios políticos que termina en querer hacer pagar a los trabajadores de los sectores más postergados".

Jorge Acedo, secretario de ATE Rosario, manifestó que "sin duda el tema salarial es tan grave para el resto de los estatales como para los docentes, con un agravante de situaciones de precariedad y conformación del salario. Por eso nosotros planteamos modificar la política salarial para discutir como debe ser y no terminar justificando a los que dijeron que la salud y la educación eran pilares de su política", concluyó.

API no atiende al público

En API los empleados se encuentran en estado de asamblea permanente sin atención al público por la sanción a un delegado gremial de Rosario que estaba con quita de colaboración en los operativos de Control de Operaciones de Transporte (COT). Por ello no hay atención al público en ninguna delegación de API en la provincia de Santa Fe, al igual que en la delegación Buenos Aires.

Catastro tampoco atiende al público

El personal del Servicio de Catastro e Información Territorial también se encuentra en estado de asamblea permanente, sin atención al público en solidaridad con los trabajadores del API.

Paro en Desarrollo Social

Los empleados del Ministerio de Desarrollo Social, reunidos en asamblea, decidieron realizar un paro total de actividades ante la falta de respuestas al pedido del pago de las subrogancias ya comprometidas; el incorrecto encasillamiento de distintos trabajadores, entre ellos los que corresponden a la Dirección de Informática; la urgente y demorada conformación de la estructura orgánica funcional ya que este ministerio ha sufrido dos profundas transformaciones que han diseminado el personal de distintas maneras y en lugares que estructuralmente no existen en la orgánica, pero sí en la funcionabilidad. El paro de actividades se realiza hoy miércoles 21 en la ciudad de Santa Fe, y adhieren las dependencias del interior de la provincia. Los agentes de Rosario llevarán a cabo la medida de fuerza mañana jueves con una metodología similar.

Abrazo simbólico en el IPEC

Los empleados del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (IPEC) realizaron ayer un abrazo simbólico al edificio del Instituto, en reclamo por el incumplimiento de los temas acordados en la Comisión Mixta del Ministerio de Reforma del Estado. Esta medida se suma a la que vienen realizando los trabajadores que se encuentran en estado de alerta y asamblea permanente ante la falta de respuestas del gobierno provincial. Los trabajadores vienen manifestando su preocupación ante la falta de sustento metodológico de los informes públicos en la página oficial y en los medios gráficos, lo que perjudica notablemente la producción de datos estadísticos fidedignos en el IPEC. En reiteradas oportunidades los empleados comunicaron las irregularidades a las autoridades ministeriales, quienes hicieron caso omiso a los reclamos.

"El Gobierno está tirando demasiado de la soga"

El titular de la central obrera local, Alberto Cejas, analizó la situación laboral y dijo: "Los trabajadores de Vialidad, desde el inicio mismo de esta gestión, vienen sufriendo un constante avasallamiento de sus derechos, cuestiones que han sido denunciadas en la justicia y que, incluso con fallos favorables, a la fecha no se han solucionado". Respecto a los docentes y los trabajadores de la salud, desde la central se ha prestado un amplio apoyo al reclamo al tener en cuenta que "si bien todos podemos comprender que la provincia atraviese una situación económica delicada, los trabajadores están cansados de pagar siempre los costos de las crisis con sus salarios, y cerrarle la puerta terminantemente a la discusión salarial no es la solución", manifestó el dirigente gremial.

Los trabajadores del IPEC y de Catastro e Información Territorial comenzaron denunciando la superposición de tareas, duplicaciones de plantas, falta de metodologías claras de trabajo y medición en el caso del IPEC, por ejemplo. "Esta situación se torna confusa porque, por un lado, el gobierno manifiesta estar escaso de recursos y advierte que apenas puede sostener los servicios, pero por otro no escatima en armar superestructuras de funcionamiento que en muchos casos vulneran los cargos y funciones que otros trabajadores desarrollan con una antigüedad considerable", declaró Cejas.

Finalmente, declaró que "el gobierno está tirando demasiado de la soga y la suma de todas estas situaciones junto a la negativa de reabrir las discusiones instala en Santa Fe un contexto altamente conflictivo, y de ninguna manera puede ser el trabajador el que pague los costos de las alianzas del gobierno".

Comentá la nota