La provincia pagó remedios al mismo precio que en las farmacias

La solución fisiológica es un elemento básico en los hospitales. Entre efectores hubo diferencias de pago de hasta el 48 por ciento.
El relevamiento de las compras de medicamentos en los diferentes hospitales provinciales realizado por el propio Ministerio de Salud santafesino reveló variaciones de precios de hasta el mil por ciento. Pero eso no es todo, el estudio también permite ver que los efectores de salud llegaron a pagar por algunos medicamentos precios "de mostrador", es decir lo mismo que abonaría cualquier paciente en una farmacia comercial de la ciudad.

La directora de Farmacia de la provincia, Beatriz Martinelli, dijo que "los números hablan por sí solos" y agregó que "está claro que algún mecanismo está fallando; ya sea el que provee, el que compra o en forma conjunta". La Cámara de Droguerías explicó la situación en los "costos financieros que se producen ante la incertidumbre de las fechas de cobro" (ver aparte).

La responsable del área de Farmacia detalló ayer a LaCapital que "los resultados reflejan las compras realizadas en 20 hospitales de la provincia en un mes tipo y sobre un total de 19 productos que fueron elegidos por ser los que más gastos generaban para los efectores" y consideró que las razones de la variación de precios "puede darse por distintas causas: desde dónde se compra, quién fue el proveedor, si la compra fue de urgencia o las características de la licitación".

Cifras. Lo cierto es que la funcionaria reconoció que los números "hablan por sí solos". La dispersión de precios detectada por la provincia varía del 48 por ciento en el caso de la solución fisiológica —se pagó 2,80 pesos en un hospital y 4,15 en otro— hasta el mil por ciento para la droga diclofenac, donde entre hospital y hospital el precio pasó de 1,19 pesos a 13,5 pesos.

De hecho, LaCapital detectó que en el listado de medicamentos evaluados por el Ministerio de Salud hay algunos casos donde los precios que se pagaron son los mismos que los que están vigentes en los mostradores de las farmacias, con precios consultados a través del propio Colegio de Farmacéuticos de Rosario.

Así, hubo efectores que llegaron a pagar 4,15 un suero fisiológico por 500 mililitros que en una farmacia comercial puede comprarse abonando entre 4 y 5 pesos. Lo mismo sucede con la solución dextrosa por 500 mililitros para la que el Estado desembolsó 9,10 pesos y que en mostrador cuesta entre 4,46 y 9,96 pesos.

Otro caso en la lista de diez que hizo pública la cartera sanitaria es el de la albumina serica humana que la provincia pagó hasta 269 pesos y que en los precios de lista de farmacias aparece en sus versiones más económicas a 248 pesos y puede llegar a los 530 pesos. Y finalmente quizás el más representativo es el diclofenac: por una ampolla de 75 miligramos los hospitales llegaron a pagar 13,5 pesos cuando en la farmacias una de las versiones más caras es la caja de seis ampollas a 51,58 pesos, es decir 8,5 cada unidad.

Fallas. Para Martinelli, tanto la compra centralizada como la descentralizada tiene "ventajas y desventajas", aunque aclaró que en la medida de lo posible "hay determinados insumos que por su uso frecuente pueden ser comprados a mejor precio y negociando mejores condiciones si se adquieren a economía de escala y evitando así situaciones de especulación". Aunque aclaró que "eso exige al mismo tiempo sistemas de distribución eficaces porque de nada sirve un buen precio si no llega el medicamento en tiempo y forma".

Sin embargo, la funcionaria provincial afirmó que los números del estudio muestran que "algo está fallando en los mecanismos que están funcionando actualmente".

Si bien sostuvo que no puede hablar de falta de trasparencia, consideró que "fallan los compradores, los proveedores o ambos, porque si el precio es tan alto la pregunta es por qué lo pagan; salvo que se trate de un insumo crítico".

Así, insistió en que "hay cosas que deben corregirse" y "no pueden darse diferencias de hasta el mil por ciento" como las que detectó el estudio".

Comentá la nota