La Provincia pagó 114 millones de pesos en negro

Son ítems no remunerativos que no aportan ni al sistema de reparto ni a las AFJP. El sector más perjudicado es la Policía. A eso hay que sumar $1,2 millones de los aguinaldos de diciembre y junio.
Por estos días, el destino de los aportes jubilatorios se ha convertido en el eje de todos los debates, a partir del tratamiento y aprobación en el Congreso nacional del proyecto que prevé la vuelta de los fondos previsionales a la esfera estatal. Pero la administración mendocina no es ajena a este conflicto.

Según los números oficiales, el Gobierno paga $114,5 millones al año en ítems en negro, que no hacen aportes ni contribuciones al sistema de reparto o a las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP), sin contar los dos aguinaldos de diciembre y junio.

En general, y más allá de algunos ítems específicos que sólo cobran reparticiones pequeñas, los bonos de empleados públicos tienen por lo menos ocho puntos que corresponden a haberes no remunerativos.

El sector más perjudicado es el del personal de la Policía de Mendoza, que percibe dinero en negro por indumentaria, por traslado interdepartamental, por alquiler de vivienda en caso de que ese traslado sea efectivo, y por aumentos de 2004, 2005 y 2007 que no han sido blanqueados (ver edición impresa.

Los policías no son los únicos por los que el Estado deja de hacer aportes jubilatorios por ítems no remunerativos. Los 65 mil empleados estatales perciben indemnizaciones, pago de intereses (en caso de errores de liquidación, reconocimientos administrativos o judiciales) y hasta el incentivo docente sin ningún tipo de retención.

En este último caso, hay que destacar que es el único ítem en negro que reciben los maestros, que lograron incorporar al básico todos los ítems que tenían en negro en las paritarias de marzo.

Según Cristina Raso, secretaria gremial del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE), "en 2004 los docentes tenían el doble de ítems en el bono, pero con las últimas negociaciones se alcanzó un salario total depurado".

También hay que sumar el salario familiar que reciben los empleados y que tampoco realizan ningún tipo de aporte. Aunque desde los gremios reconocen que "siempre fue en negro", tal como afirma la titular de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Raquel Blas.

Las liquidaciones estatales

El Estado mendocino hace más de 147 mil liquidaciones por mes. Lo que pasa es que si bien hay 65 mil empleados estatales (entre los tres poderes y organismos descentralizados, y sin contar los municipios), hay personal que tiene diferentes bonos de sueldo, y por eso los números no coinciden.

El subsecretario de Hacienda provincial, Mario Granado, dijo a UNO que "el Gobierno no tiene previsto blanquear esos puntos, porque no todos cobran lo mismo, sino que depende de cada condición".

Por ejemplo, el último mes que cobraron los empleados públicos (octubre) el Estado local pagó $9,3 millones que no hicieron aportes jubilatorios. Aunque las cifras varían porque no todos los meses los empleados cobran lo mismo (ver infografía en edición impresa).

Sin embargo, Granado aseguró que "el dinero de los ítems no remunerativos sólo representa el 5% del total de la masa salarial".

También hay que contar los más de 600 empleados de la Administración de Parques y Zoológicos y las secretarías de Cultura y de Turismo, que cobran un adicional denominado "incentivo al turismo", que no realiza ningún tipo de aporte.

En el caso del sector de la salud ya no quedan montos en negro. Según Blas, "lo último que quedaba lo blanquearon en marzo".

Los ítems en negro no sólo dejan de inyectar aportes al sistema de reparto o a las AFJP, sino que tampoco son tenidos en cuenta para calcular la antigüedad y el presentismo.

Comentá la nota