La provincia pagó una deuda y tiene un pie afuera del default

Ayer se canceló con 15 millones de dólares una deuda internacional de 85 millones de dólares. Eran bonos emitidos para los diques Caracoles-Punta Negra.
El gobernador Gioja quiso esperar a que el agente financiero de la Provincia, el Banco San Juan, le confirmara que la operación se había realizado exitosamente; recién entonces, ayer por la tarde, sentó a sus funcionarios de Hacienda en Casa de Gobierno y anunció que la provincia había cancelado el 100% de una deuda de 85 millones de dólares, pagando sólo 15 millones de dólares.

La deuda fue generada por un bono emitido en 1999 para la construcción del complejo Caracoles-Punta Negra y había dejado de pagarse en el 2001.

Con esta operación la provincia está a un paso del salir del default, ya que estos bonos entraron en cesación de pagos hace 7 años; y en esa misma situación ahora sólo queda pendiente la deuda de bonos contraída con las AFJP, unos 184 millones de dólares.

Pero como hace pocas semanas el gobierno nacional promulgó una ley por la que las AFJP desaparecieron y los fondos de jubilaciones y pensiones pasaron a ser manejados por la Nación, entonces esa deuda ahora la provincia la tiene con la Nación.

El gobernador destacó que las gestiones para pagar esa deuda están "muy encaminadas". "Esto nos ubica en un panorama muy optimista porque la provincia estaba en default por esta deuda y la de las AFJP, pero ahora le debemos al Estado y estamos en otras condiciones de negociar", aseguró el gobernador.

Además, esta limpieza en el currículum de la provincia la posiciona muy bien para pedir futuros préstamos y para emitir nuevos bonos, como podría ser para la construcción del dique Punta Negra. Ante este planteo el gobernador sonrió y dijo "no se, hay que ver, todavía no", sin cerrar la puerta definitivamente a esta posibilidad.

Las deudas con organismos internacionales que le quedan pendientes a San Juan son con el Banco Interamericano de Desarrollo y con el Banco Mundial -un 30% del total de la deuda provincial que asciende a los 1.840 millones de pesos-, pero ninguna de ellas está en default.

Negociaciones

Seis meses fueron necesarios para llegar a este resultado. El equipo de Hacienda, con Gioja a la cabeza de las negociaciones, logró una quita del 82% de una deuda de 50 millones de dólares de capital y otros 35 millones de dólares de intereses. Es decir que de un total de 85 millones de dólares, la provincia sólo pagó 15 millones de dólares, logrando la cancelación del 100% con cláusulas que inhiben a los tenedores de bonos a realizar cualquier reclamo legal en el futuro.

¿Cómo se logró esta quita tan importante? se le preguntó al gobernador, "esto se logró porque es la mejor época para negociar y en estas condiciones cualquier oferta es apetecible".

Aldo Molina, ministro de Hacienda de la provincia, agregó que "más que nunca se aplica el concepto que en toda crisis hay una oportunidad. Nosotros usamos esta oportunidad y los tenedores de títulos privilegiaron la tenencia de liquidez ahora mismo y no una promesa de mejores ganancias".

Los fondos para hacer frente al pago de 15 millones de dólares fueron aportados por el fideicomiso Caracoles Punta Negra, fondo en el que aún quedan 5 millones de dólares. "Esto significa que cancelamos la deuda sin que la provincia sacara dinero porque se hizo frente con lo que ya se venía aportando en ese fideicomiso", explicó el mandatario.

Pero además esto libera a la provincia de las presiones que estaba recibiendo por esta deuda impaga, ya que los tenedores habían mandado intimaciones para que se procediera a su cancelación.

Para llegar con éxito a este resultado la provincia contó con la colaboración de varios funcionarios nacionales del Ministerio de Economía y del prestigioso estudio jurídico Cabanellas, Etchebarne, Kelly & Dell\' Oro Maini (CEKD), de Buenos Aires.

Comentá la nota