La Provincia niega aumentos pero los gremios presionan

El ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, reiteró que "no existe posibilidad material" de que la Provincia otorgue subas salariales a los estatales. Varios gremios reclaman llamado a paritarias y anticipan que octubre será "un mes conflictivo"
"No existe posibilidad material" de que la Provincia otorgue un incremento salarial en lo que resta del año a trabajadores estatales, aseguró ayer el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango (foto). Mientras, los gremios del sector anunciaron medidas de protesta.

Ante la grave situación económica que atraviesa la Provincia, por la que se verá en dificultades para garantizar el pago de sueldos de este año, el gobierno bonaerense volvió a rechazar la posibilidad de aumentos, que son reclamados por distintos gremios de estatales.

"No hay peor sueldo que el que no se paga y la Provincia está haciendo un esfuerzo muy grande para cumplir con sus obligaciones salariales, y eso debe ser ponderado", dijo Cuartango.

Algunos de los gremios que nuclean a los estatales, judiciales y docentes coincidieron en que "octubre será un mes conflictivo" si la Provincia no llama a paritarias. Aunque desde el gobierno bonaerense pretenden dialogar con los gremios otras mejoras, pero no aumentos salariales.

El titular de la Unión de Docentes, Alfredo Conde, dijo que desde el Frente Gremial Docente (Suteba, Feb, Amet, Uda y Sadop) "estamos esperando que en forma urgente nos convoquen a las paritarias antes de fin de mes para pedir reabrir paritaria salarial y, en caso contrario, octubre será un mes de conflicto docente".

Además, el secretario general del gremio de los empleados judiciales (AJB), Rafael Moreno, coincidió en la necesidad de que "el gobierno nos convoque a las paritarias que todavía siguen abiertas desde la última discusión. El 8,9 por ciento (otorgado en marzo) no nos conforma, por eso ratificamos el estado de alerta, porque queremos aumento y la apertura de la paritaria".

Desde un sector de los estatales ya programaron un paro con movilización a la Casa de la Provincia en la Capital Federal para el miércoles próximo. Y no se descartan más medidas de fuerzas en los próximos días.

Cuartango indicó que, "sin embargo, continúan las negociaciones paritarias para resolver otras demandas del sector, como cuestiones de estatuto, escalafón y sinceramiento de las Unidades Retributivas por Productividad y Eficiencias (Urpe), que paga el Estado", acotó.

Cuartango también pidió revisar la evolución del sueldo del sector público "para darse cuenta que, durante la gestión del gobernador Daniel Scioli, se han dado los aumentos más altos de toda la historia" de la Provincia. Ante ello, los gremios de estatales bonaerenses confirmaron su decisión de reclamar la convocatoria a paritarias para discutir nuevas escalas salariales.

Según admitió semanas atrás el ministro de Economía provincial, Alejandro Arlía, la Provincia tiene un faltante de 2.500 millones de pesos para cubrir el pago de salarios en lo que resta del año. Además, en el Presupuesto 2010 se contemplará un déficit fiscal de 6 mil millones (ver aparte), aunque desde la oposición aseguran que la cifra será de por lo menos el doble.

Comentá la nota