La Provincia negocia la refinanciación de la deuda

El ministro de Economía consignó que Tucumán fue la primera en completar la documentación del Plan de Asistencia Financiera de la Nación. Esperan que la Casa Rosada aporte los recursos para cubrir el 80% de la cuota de capital que tiene vencimiento este año.
La Provincia se encuentra en plena negociación con la Nación por el Plan de Asistencia Financiera para 2009, que años atrás se conocía como Plan de Financiamiento Ordenado (PFO). Se trata, básicamente, de la ayuda que le brindará la Casa Rosada al Poder Ejecutivo tucumano para que pueda pagar buena parte de la deuda pública que vence este año.

Las obligaciones que debe afrontar el Gobierno local están compuestas por el capital, por un lado, y por los interese, por otro.

La Nación, justamente, aportará recursos para pagar la cuota de capital de este año, estimada en unos 400 millones por el ministro de Economía, Jorge Jiménez. En tanto, los intereses ascenderán a $ 112 millones, y deben ser cubiertos enteramente con fondos de la Provincia.

Estimaciones

“La Nación aporta dinero para cubrir el 80% de la cuota capital. Digamos que ese es el valor histórico: la asistencia nunca es inferior. Y, precisamente, estamos realzando las tratativas para ver si puede darnos, incluso, un poco más que eso. Pero, cuando elaboramos el Presupuesto 2009, hicimos las previsiones considerando que obtendremos sólo el 80%”, precisó, durante la entrevista que mantuvo con LA GACETA.

Consecuentemente, el alperovichismo espera obtener una asistencia financiera nacional de, cuanto menos, $ 320 millones, cifra levemente inferior respecto del año pasado. En 2008, precisamente, el préstamo otorgado por la Nación, en el marco de esta operatoria, fue de $ 340 millones.

Condiciones

Jiménez estuvo entre el miércoles y el viernes de la semana pasada en Buenos Aires. “Tucumán es la primera de las provincias en completar la documentación que demanda el Gobierno central”, puntualizó.

Con la nueva aplicación del Plan de Asistencia Financiera, este será el octavo año consecutivo en que el Gobierno nacional saldrá en auxilio de las provincias, con la finalidad de que los gobernadores tengan cierta tranquilidad financiera a la hora de afrontar el pago de los compromisos asumidos con los acreedores.

El Plan de Asistencia Financiera consiste, concretamente, en un sistema mediante el cual las provincias pueden refinanciar los vencimientos de la deuda pública a siete años de plazo, con uno de gracia, y con una tasa de interés anual y fija del 6%. Así fueron instrumentados durante el año pasado, cuando se fijó que los intereses de la deuda serían devengados a partir de cada desembolso y se capitalizarán hasta el 31 de diciembre.

Esta también será la octava vez consecutiva en que Tucumán accederá a ese programa.

Términos

La deuda pública provincial ya supera ampliamente los $ 4.000 millones, de acuerdo con la información que pública oficialmente el Tribunal de Cuentas de la provincia, que monitorea la situación del pasivo local. (Ver “Un pasivo...”)

El ministro Jiménez precisó que, de la deuda cuyo pago vence durante este año, el 97% tiene como acreedor a la propia administración nacional. “Por eso consideramos que es ciertamente factible que la Nación pueda asistirnos financieramente con algo más del 80% de la cuota de capital. Pero en ningún caso será la totalidad de esos compromisos, puesto que el Gobierno central no se hará cargo de lo que se adeuda a organismos de crédito privado”, puntualizó.

Un pasivo de $ 4.348 millones

Según el acuerdo 2.687 del Tribunal de Cuentas de la Provincia, la deuda pública de la provincia asciende a $ 4.348 millones. La disposición, refrendada por los vocales Miguel Terraf, Sergio Díaz Ricci y Marcelo Vidal, data del 30 de setiembre pasado, y aprueba el informe de los contadores fiscales sobre el monitoreo del pasivo provincial.

Comentá la nota