La Provincia mitigará los efectos de la sequía

Los trabajos se efectuarán en canal Línea Paraná, en la zona de los bajos submeridionales. Permitirán almacenar agua para el consumo de animales.

El Gobierno provincial firmó un convenio con la Comuna de Los Amores (departamento Vera) para realizar obras que mitiguen los efectos que la sequía genera en el norte provincial, permitiendo almacenar agua para el consumo de los animales.

El acuerdo prevé la reparación de compuertas y la construcción de un azud que permitirán el cierre provisorio del canal Línea Paraná en sus tramos I, II y IV. Las obras demandarán una inversión de 50.147,55 pesos y su plazo de ejecución es de tres meses.

El acto, realizado el sábado en dependencias de la Asociación de Graduados en Ciencias Económicas de Reconquista, fue presidido por el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, y por el presidente comunal de Los Amores, Omar Walker.

En la oportunidad, Ciancio señaló que "estamos promoviendo el desarrollo sustentable en base a esquemas productivos basados en las características físico naturales y dinámicas de esta región. En este sentido, estableceremos áreas protegidas dado que la estabilidad de este ecosistema depende de la restauración y mantenimiento de ambientes acuáticos y forestales".

El ministro manifestó que es necesario modificar la visión de los "excedentes hídricos" incorporando el concepto de inundación como una variable ambiental de diseño.

Asimismo, Ciancio recordó que "en febrero firmamos con el Chaco un convenio destinado a trabajar conjuntamente entre ambas provincias, a fin de lograr un ordenamiento hídrico en las líneas Tapenagá y Paraná, en relación a retenciones en cauces o en áreas en sectores bajos.

También estuvieron presentes en el acto el senador provincial Federico Pezz, el diputado provincial Osvaldo Fatala y el secretario de Aguas, Hugo Orsolini.

Formidable impacto hídrico

A principios de la década del '70 los bajos submeridionales constituían un humedal de casi 2 millones de hectáreas. Sobre el área se han realizado trabajos que importaron un formidable impacto hídrico.

Se construyeron obras destinadas a "sacar" el agua, favoreciendo la tala casi total de montes autóctonos, pérdidas de materia orgánica y salinidad de los suelos, con la obvia disminución de la calidad del agua e incrementos de los riesgos de sequía.

Actualmente existe una emergencia hídrica por déficit, atendida por el gobierno provincial con una importante asignación de recursos. Un ejemplo de las sumas invertidas son los 80 millones de litros de agua potable que se distribuyeron en los departamentos del norte provincial.

Comentá la nota