Provincia lanzó moratoria especial con planes de hasta 36 meses

El plazo para acogerse es hasta el 30 de noviembre. Podrán ingresar acreencias no prescriptas adeudadas y vencidas al 31 de diciembre del año pasado.
El gobierno de la Provincia oficializó ayer una moratoria especial que regirá hasta el próximo 30 de noviembre y que tiene como objetivo básico lograr un mayor recupero de deudas, en tiempos en que las finanzas provinciales se encuentran sensiblemente alicaídas.

Se trata de un plan de regularización temporario, que ofrecerá a los contribuyentes con obligaciones impagas al 31 de diciembre del año pasado, la posibilidad de abonar las mismas hasta en 36 cuotas y con una tasa de interés que es hasta 64 por ciento más económica que en los planes de pago permanente que tiene la Casa de las Tejas.

En diálogo con LA MAÑANA, el director de Rentas, Alfredo Lalicata, explicó que "no es un nuevo régimen de planes de pago, sino un plan especial y temporario de regularización de deudas, con vencimiento para el acogimiento al mismo", pero reconoció que tiene "una tasa sumamente beneficiaria", en relación a los planes de pago permanente que tiene el organismo encargado de la recaudación provincial.

Concretamente, la nueva herramienta ofrece mayores beneficios en la condonación de intereses, menor importe de anticipo y mejor tasa de financiación mientras menor sea la cantidad de cuotas solicitadas. En el caso de que el contribuyente escoja regularizar sus obligaciones al contado o hasta en doce cuotas, deberá hacer un anticipo mínimo equivalente al monto que resulte de dividir la deuda por el número de cuotas requeridas. En este caso, el capital adeudado se actualizará a una tasa del 0,90 por ciento a lo que se sumarán los intereses ya acumulados, alcanzando así una reducción de intereses resarcitorios y/o morosos de aproximadamente el 64 por ciento de los mismos.

En tanto, quienes elijan entre 13 y 24 cuotas, tendrán que depositar un anticipo no inferior al 10 por ciento de la deuda consolidada, accediendo a una tasa de actualización del capital del 1,20 por ciento, reduciendo un 56 por ciento los recargos. Por último, seleccionando entre 25 y 36 meses, el anticipo deberá ser como mínimo del 15 por ciento y la tasa de consolidación será de 1,20 por ciento, bajando el resto de los intereses accesorios en un 52 por ciento.

De este modo, Lalicata subrayó que este nuevo plan es en parte más beneficioso que el pago con Documentos de Cancelación de Obligaciones Fiscales (Docof), que si bien posibilitan una condonación del 70 por ciento de los intereses adeudados, sólo otorga un plazo máximo de pago de un año, contra la nueva iniciativa que extiende hasta tres años dicho vencimiento.

Cabe señalar también que la propuesta publicada ayer en el Boletín Oficial abarca a cualquier tipo de deuda impositiva provincial no prescripta que los contribuyentes tengan sin pagar al 31 de diciembre de 2008, exceptuando las que estén en gestión judicial con sentencia firme y las de los agentes de retención, percepción y/o recaudación que, habiendo practicado las correspondientes retenciones, percepciones y/o recaudaciones, no las hubieran ingresado al Fisco.

Comentá la nota