La provincia lanzaría bonos para cancelar la deuda

Las pymes de la construcción bonaerenses lanzaron una fuerte advertencia ante la posibilidad de que se desencadene una ola de despidos y cierre de empresas y la paralización total de la obra pública en territorio bonaerense, derivadas de la falta de pagos de la obra pública por parte del gobierno provincial –que en algunos casos suman atrasos de un año- lo que mantiene contra las cuerdas a las empresas del sector.
Así lo expresó ayer en diálogo con La Verdad Gustavo Marín, presidente de la Federación de Pymes de la Construcción (Fepycon), entidad que

nuclean a pequeñas y medianas empresas del sector que pertenecen a la provincia de Buenos Aires, desde la cual se calificó a la situación actual como de "extrema gravedad".

Sólo en el territorio bonaerense el sector perdió en el primer semestre del año más de 10.258 puestos de trabajo.

En consonancia, planteó su crítica posición recientemente a nivel local el secretario general de la UOCRA Junín, Eduardo Diotti, quien admitió que la bolsa de trabajo de su gremio crece sostenidamente frente a la desocupación.

¿Emitirán bonos?

Para el presidentes de Fepycon, Gustavo Marín, la preocupación del sector empresario creció en los últimos días ante comentarios que señalan que el gobierno bonaerense tiene pensado pagar las deudas de obra pública con un bono a dos años, lo que significaría para las pymes "ir a la quiebra", un corte total en la cadena de pagos y los inevitables despidos ante la imposibilidad de que las pequeñas compañías constructoras puedan seguir funcionando, señaló el empresario.

"Las Pymes son las principales generadoras de trabajo y con esta realidad muchas se van a fundir. Parece una vuelta al 2001, cuando no había forma de cobrar los trabajos", advirtió .

"La provincia de Buenos Aires por las dificultades financieras que tiene comenzó a pagar sus obras públicas con marcado retraso, estirando los plazos a ciento veinte días. Si a eso se suma ahora la versión de que en adelante las obras públicas en ejecución o las que se hagan las pagaría con bonos, tenemos una gran incertidumbre porque, primero, no fuimos convocados, desconocemos el tema y hablamos por versiones y porque, de ser así, no sabemos con qué clase de bonos".

Marín admitió que el atraso en los pagos "se comenzó a dar ahora, porque desde hace unos meses el plazo se extendió a 90 días y ahora a 120".

Reconoció que "hay alternativas" para sobrellevar la cirunstancia, para lo cual pidió que sean convocados por el Estado bonaerense.

La construcción tiene un poderoso efecto multiplicador a través de la demanda de insumos: "cada 100 pesos invertidos en construcción, se inducen según la matriz de insumo de productos, demandas adicionales por un 80%, (es decir por $ 80) en el resto de la economía. Además la importancia de la obra pública radica en la mejora de cuestiones estructurales de la economía y en la vida de la gente, como las obras de agua, cloacas, caminos, escuelas y hospitales –por nombrar solo a algunas- y remarcó que "estos emprendimientos esenciales para el progreso económico de la sociedad quedarían sin fondos para seguir adelante".

La provincia de Buenos Aires cuenta con empresas constructoras, de las cuales el 90% son Pymes, finalizó diciendo.

Comentá la nota